16 de julio de 2009

Planteamientos de cárdenas empantanan reunión del CPN

Las peticiones de renuncia que ayer resurgieron en el PRD empatanaron la reunión de la Comisión Política Nacional (CPN), que tuvo su primer encuentro después de la debacle electoral del 5 julio. Al cierre de esta edición, la discusión continuaba entre los integrantes de ese órgano sin llegar a ningún acuerdo.

Varios perredistas que lograron ingresar a la sala de juntas del PRD, donde sesionó la CPN, comentaron que se desarrollaba en un ambiente tenso, ríspido, después de conocer la carta que Cuauhtémoc Cárdenas dirigió a los militantes, en la que se pronunció por la renuncia de la directiva nacional tras los malos resultados en los comicios.

Antes, Dolores Padierna, de Izquierda Democrática Nacional, solicitó, en nombre de su corriente, que Jesús Ortega evalúe su permanencia como presidente del partido, porque “hay un ánimo muy adverso” en el PRD y no hacerlo significaría que “no hay garantías de acercamiento político” con otras fuerzas de izquierda.

Padierna, en ese momento, señaló que era ocasión de calcular la correlación de fuerzas en el consejo nacional a realizarse dentro de dos semanas. Hay una convocatoria para el día 26, que prevé un informe de Jesús Ortega sobre la situación del país, además del balance del proceso electoral, entre otros puntos.

Integrantes de Izquierda Unida señalaron que, como bloque, no han acordado solicitar la renuncia de Ortega, y consideraron que si se sometía a votación del consejo, Nueva Izquierda y sus aliados podrían hacer que el dirigente se mantenga en el puesto por ser mayoría.
El tema no estaba incluido en la orden del día, pero sí la revisión de la lista de más de 600 militantes perredistas que fueron candidatos de otros institutos políticos en el pasado proceso electoral, con el propósito de depurarla.

Se explicó que la situación en el PRD no es fácil, porque llegó el momento de medir fuerzas en busca de un acuerdo político para nombrar coordinadores de bancadas en la Cámara de Diputados y la Asamblea Legislativa.

Antes de la reunión, que comenzó pasadas las 19 horas, en entrevista, Ortega Martínez reiteró, a propósito de la presunta vinculación del diputado electo Julio César Godoy Toscano –medio hermano del gobernador de Michoacán, Leonel Godoy– que el partido “no va a ser cómplice de nadie que cometa un ilícito, y consideró que el mandatario estatal no debe renunciar al cargo.

Insistitó en que no habrá destituciones ni exclusiones de nadie, y afirmó: “estoy haciendo mi trabajo para lograr la cohesión indispensable y evaluando acuerdos para llevarlos a los órganos estatutarios, y (que) éstos definan si los avalan”.

Acudieron a la reunión, además de Ortega, Dolores Padierna, Juan José García Ochoa, Graco Ramírez, Hortensia Aragón, Alejandro Sánchez Camacho, Armando Quintero, Martha Dalia Gastélum, Jesús Zambrano, Guadalupe Acosta Naranjo, Héctor Bautista, Ricardo Ruiz, Saúl Escobar, Miguel Barbosa y David Cervantes. Faltó René Arce.

La Jornada