28 de julio de 2009

Luz verde a Sotomayor en Comisión Justicia del Senado

La aprobación se dio tras una votación de 13 votos a favor y seis en contra; sólo un republicano apoyó la recomendación.

La Comisión de Justicia del Senado estadounidense aprobó este martes la nominación realizada por el presidente, Barack Obama, de Sonia Sotomayor para la Corte Suprema, lo que coloca a la magistrada cerca de convertirse en la primera jueza de origen latino en el máximo tribunal.

El panel votó 13 a 6 para confirmar a Sotomayor, pese a que varios miembros del comité se quejaron de que el proceso de aprobación impedía a los nominados expresar sus verdaderas opiniones sobre temas controvertidos.

Sólo un republicano se unió a los 12 demócratas en la comisión para recomendar que el Senado en pleno confirme a Sotomayor, de 55 años y quien ha ejercido como juez federal durante los últimos 17 años.

En el Senado, controlado por los demócratas, parece segura la aprobación final -antes del inicio del mes de receso, el 7 de agosto- para que Sotomayor pueda formar parte de la Corte de nueve miembros antes de que el tribunal comience una sesión especial en septiembre.

Se prevé que su nominación no cambiará el equilibrio ideológico de la corte, ya que entraría en remplazo del juez David Souter como uno de los cuatro liberales que debe enfrentar a los conservadores del tribunal, liderados por el presidente John Roberts.

Sotomayor fue la primera nominada de Obama para la Corte Suprema, pero seguramente no será la última. Con tres de los otros ocho jueces promediando los 70 años y John Paul Stevens con 89, el mandatario podría volver a proponer a otros magistrados para el puesto vitalicio.

"La jueza Sotomayor está bien calificada. Tiene la mejor evaluación de la Asociación Estadounidense de Abogados", dijo el presidente del comité, Patrick Leahy, antes de emitir su voto. "Ha administrado justicia sin favorecer a un grupo de personas sobre otras", afirmó.

Seis de los republicanos del comité votaron en contra, aduciendo que temían que sus fallos fueran parciales. Se centraron en algunos de sus discursos, en los que aparentemente señaló que la etnicidad y el género influían en las decisiones judiciales.

"Discurso tras discurso, año tras año, la jueza Sotomayor representó una filosofía judicial completamente formada que contradice la gran tradición americana de justicia ciega y fidelidad a la ley escrita", dijo el senador Jeff Sessions, el republicano de mayor rango dentro del comité.

Varios senadores cuestionaron la utilidad del proceso de audiencias porque los nominados judiciales suelen esquivar las preguntas acerca de cuestiones divisivas como el aborto, el derecho a portar armas o el casamiento entre homosexuales.

Los conservadores expresaron su preocupación de que Sotomayor -hija de padres puertorriqueños criada en el barrio neoyorquino del Bronx y educada en Princeton y Yale- fuera una "jueza activista", ansiosa por imponer la agenda liberal de Obama en la Corte Suprema.

Reuters