22 de julio de 2009

Denuncia Lorena González irregularidades en su proceso

Lorena González Hernández, acusada de participar en el secuestro de Fernando Martí, envió una carta a la opinión pública -difundida este miércoles por su hermana Elizabeth- en donde denuncia que en su proceso judicial hay irregularidades.

Elizabeth González leyó el documento donde su hermana, ex agente federal de Investigación y de la Policía Federal, expuso que sus derechos han sido violados al no ser escuchadas ni tomadas en cuenta sus pruebas y declaraciones.

En conferencia de prensa, Elizabeth accedió a responder preguntas de los medios y sostuvo que el día del secuestro, Lorena González estaba en Acapulco, Guerrero, y que estaba acompañada, aunque no reveló el nombre de la otra persona.

Explicó que esa persona se presentará en el momento que sea necesario ante el juzgado para testificar sobre el paseo que juntos realizaron en Acapulco el día del secuestro.

Indicó que entre las pruebas que ha solicitado la defensa de Lorena destacan los videos de una sucursal bancaria a la que ella acudió en Acapulco, sin embargo, no los han podido conseguir pues les dicen que por el paso del tiempo esos registros fueron destruidos.

Entre las irregularidades que señala la ex agente federal en su carta están que el escolta Cristian Salmones es quien le hace las imputaciones directas, pero hay una serie de contradicciones en sus afirmaciones.

Además apuntó que el escolta padece miopía, lo que hace dudoso su testimonio de reconocimiento físico a lo que se suma el hecho de que él mismo dijo que la mujer del retén donde se secuestró a Martí llevaba lentes obscuros y gorra.

Lorena sostuvo que es imposible el reconocimiento del rostro cuando más de la mitad de la cara queda detrás de la gorra y los lentes obscuros, y afirmó que después de una situación tan traumática como la que vivió el escolta las personas pueden ser fácilmente manipulables.

En tanto, Elizabeth González pidió al procurador general de Justicia del Distrito Federal, Miguel Angel Mancera, que reconozca el error en que incurrió la dependencia a su cargo y evite más compras de testigos falsos, porque se está afectando a una persona que no cometió los delitos.

Por ello, demandó de la organización civil organizada el apoyo en favor de su hermana y anunció que formalizarán su acción ante organismos internacionales, como el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y Amnistía Internacional.

Elizabeth González expresó el temor de su familia de que el procurador Mancera intente imputar otros delitos a su hermana Lorena González, toda vez que por motivos políticos se le quiere mantener como responsable del secuestro.

Añadió que "el procurador y otros funcionarios insisten en las imputaciones contra mi hermana porque quieren salvar el pellejo y seguir en sus puestos, y ahora se le quiere involucrar también en otros secuestros como el de la señorita Silvia Vargas Escalera".

La declaración se da cinco días después de que la Policía Federal detuvo a un presunto secuestrador, que confesó haber secuestrado y asesinado a Fernando Martí en las mismas fechas de los hechos que se le imputan a la ex policía federal.

Notimex