16 de julio de 2009

Líder de "La Familia" pide pacto a Calderón y se lanza contra García Luna

Nosotros respetamos al Ejército Mexicano y a la Armada de México… nuestro pleito única y exclusivamente es con la Policía Federal Preventiva y con la SIEDO”, aseveró una persona que se identificó como Servando Gómez Martínez, La Tuta –señalado por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) como coordinador operativo de la organización delictiva La Familia–, quien convocó al presidente Felipe Calderón a concretar “un pacto nacional y un consenso”, a fin de terminar con los ataques contra integrantes de la Policía Federal (PF).

En una llamada telefónica que el supuesto Gómez Martínez hizo al programa Voz y Solución, del canal local CB Televisión, precisó los nombres de sus “enemigos” y concretamente se lanzó contra el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, a quien acusó de estar al servicio del cártel de Los Zetas y de los hermanos Beltrán Leyva. “García Luna tiene orden de presentación en Estados Unidos. ¿Por qué no se lo han llevado? Nosotros sabemos cómo está coludido con Los Zetas y con los Beltrán Leyva. Nuestro pleito es con ellos, ¿por qué? Porque no vamos a permitir que vengan a Michoacán, por eso los sacamos de ciudad Lázaro Cárdenas, porque ya estamos cansados de tanto atropello”.

Sobre la presencia de las fuerzas federales en Michoacán, el presunto mando de La Familia aseguró que ellos entienden el trabajo de los militares, “y nosotros vamos a respetar y nos vamos a dirigir con honor y con respeto” hacia ellos. Más todavía, subrayó que “nosotros le decimos a los michoacanos, y bien saben que nos comportamos de manera honesta con el Ejército Mexicano y con cualquier otro grupo, sabemos que muchas personas de nosotros incurren en faltas, pero nosotros no permitimos la violación, ni el secuestro, ni el robo, nada de eso lo permitimos”.

En su mensaje, dirigido –según señaló en reiteradas ocasiones– al presidente Felipe Calderón, quien dijo ser La Tuta expresó que dentro de su organización “hay códigos y los llevamos a cabo y le hacemos pagar la falta al muchachito que comete un error”. Y sobre esos códigos demandó a la PF respetar a sus familias. “Las autoridades andan detrás de nosotros porque es su trabajo, pero que no molesten a nuestras familias; que se dediquen a agarrarme a mí, a mis muchachos, a los que están dentro, a los que sí reciben paga y que todo mundo sabe quiénes somos”.

Al respecto, advirtió que se está deteniendo a gente inocente “que nada tiene que ver con nosotros. Cuando ellos –las autoridades– se dediquen a actuar contra nosotros, los miembros activos, nosotros los vamos a respetar”.

En ese sentido, aseguró que Calderón Hinojosa se está dejando engañar por Genaro García Luna, “que está incriminando a gente de la política para quedar bien con el ciudadano presidente”.
Y sobre la supuesta colusión del titular de la SSP con Los Zetas y los Beltrán Leyva, el presunto Gómez Martínez advirtió que no van a permitir la entrada de esos grupos al estado de Michoacán. “No queremos que vengan a afectar a nuestras familias, no queremos que vengan a afectar a nuestra gente… a todos los michoacanos nosotros los queremos y los respetamos”.

Finalmente, al reiterar su llamado a Calderón, indicó: “Nosotros lo que queremos es paz y tranquilidad, sabemos que somos un mal necesario, pero si no estamos nosotros, entiéndalo por favor, nunca van a poder acabar, y el día que yo fallezca van a poner a otro en mi lugar y así se va a ir, esto nunca se va acabar.

“Queremos llegar a un consenso, queremos llegar a un pacto nacional, no sé de qué manera pero tenemos que lograrlo; tenemos que ponernos las pilas y no puedo decir más cosas.

“Compréndanos y mi mensaje para el Presidente de la República: lo respetamos, lo admiramos, sabemos que su labor es grande, sabemos que no va en contra de todo el mundo y qué bueno, pero las personas, que no lo engañen, que se muestre respeto hacia nuestras familias, es lo único que pedimos.

“Cuando nos respeten a nosotros, los vamos a respetar. Que nos busquen a mí y a nuestros muchachos, a los que están dentro, a los que sí reciben paga. Vamos a hablar claro, es a los que nos deben de sacar.

“Mucha gente anda de corazón con nosotros, no te puedo explicar cuál, ustedes ya se dieron cuenta de cuál es nuestra magnitud”.

La Jornada