30 de julio de 2009

Altamente previsible incendio de guarderia: Soberanes


El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), José Luis Soberanes, declaró que el incendio en la guardería ABC, ocurrido el pasado 5 de julio y que causó la muerte de 49 niños, fue "altamente previsible".

El ombudsman nacional al ofrecer en esta ciudad un informe sobre las investigaciones del caso, mencionó que antes de la tragedia se dieron una serie de circunstancias y deficiencias que pudieron ser subsanadas.

En los días siguientes, adelantó, se emitirá una recomendación para el IMSS, el gobierno de Sonora y el ayuntamiento de Hermosillo, algunos de cuyos funcionarios incurrieron en negligencia.

Mencionó que si tan sólo la guardería hubiera contado con un detector de humo, las empleadas se hubieran percatado de la presencia de gases tóxicos y se habría logrado una evacuación oportuna.

Durante una conferencia de prensa en el salón de un hotel, manifestó que desde 2005, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) detectó irregularidades en el establecimiento, que debió ser clausurado.

"Fue altamente previsible. Hubo muchas cosas que aparentemente eran menores y carecían de importancia, pero la suma de todas ellas desgraciadamente nos llevó a la tragedia", dijo Soberanes.

Citó que otra situación que debió preverse es que la guardería ABC tenía un falso plafón en el techo constituido por materiales altamente inflamables y que despidieron gases tóxicos con el fuego.

Enfatizó que los bomberos arribaron al lugar de los hechos 15 minutos después, cuando existe una estación a cinco minutos de distancia.

También observó que policías municipales llegaron primero al lugar, procedieron a acordonarlo y no permitieron que los civiles continuaran con las labores de rescate que realizaban.

En compañía de su homólogo estatal, Jorge Sáenz Félix, reiteró que la guardería carecía de salidas de emergencia, personal capacitado y un programa específico de seguridad, además de emitir tarde una alerta de siniestro.
Notimex