30 de julio de 2009

Continuan protestas en Honduras


Seguidores del destituido presidente Manuel Zelaya, aglutinados en el Bloque Popular, continuaron este jueves con las tomas de carreteras en diferentes sectores del país, mientras que los educadores paralizaron labores para exigir el retorno del mandatario derrocado el pasado 28 de junio.


De acuerdo a la información obtenida por testigos presenciales, en la manifestación de San Pedro Sula, al norte de la capital, se reportó un maestro herido de bala en la cabeza, se trata de Rogger Abraham Villegas de 38 años de edad.


Los médicos del hospital Escuela, lo reportan en estado grave e informaron que antes de llegar al nosocomio presentó dos paros cardiacos. Según las primeras declaraciones el mentor fue herido por uniformados que abrieron fuego ante los manifestantes.


Algunos medios locales reportaron varias personas heridas e informaron que los hospitales de la zona no se dan abasto para atender a los pacientes. Entre los lesionados se encuentran reporteros y camarógrafos de diversos medios de comunicación.


Policías y soldados hondureños llegaron hasta el suburbio El Durazno, donde cerca de dos mil zelayistas realizaban una manifestación de apoyo al presidente derrocado, y emplearon gases lacrimógenos y carros lanzaagua para dispersar a las personas que participaron en el bloqueo de la carretera de San Pedro Sula, ruta que conecta con Tegucigalpa.


Posterior a esta acción realizada por las autoridades, los seguidores de Zelaya, se reagruparon en el Zonal Belén, dentro de la capital, donde fueron reprimidos nuevamente por los uniformados.

"En las inmediaciones del mercado a las 12 del día se reporta un grupo de manifestantes atrapado entre dos filas de policías que están siendo golpeados brutalmente con toletes y patadas en una verdadera masacre. Ahí mismo se siguen reportando disparos de fuego vivo de los policías contra los manifestantes", informó en un comunicado el Frente Nacional de Resistencia Contra el Golpe de Estado.


Luego de los hechos violentos presentados hubo varios detenido, ente los cuales se encuentran el candidato presidencial independiente Carlos H. Reyes, y el sindicalista Juan Barahora, dirigente del Frente Nacional contra el Golpe de Estado del 28 de junio.


Algunos policías intimidaron y golpearon a un grupo de reporteros, entre ellos un camarógrafo de un canal de televisión local a quien golpearon en el suelo y le quitaron sus cámaras fotográfica y de video, constató la AFP.


"De pronto se vinieron encima los policías y empezaron a golpearnos y me arrebataron las cámaras de video y de fotos", dijo el periodista Roberto Barra, del sitio alternativo de internet Indimedia.


Las tomas de carreteras, que comenzaron la mañana de este jueves, se realizaron en las vías del norte, sur y occidente, donde los manifestantes fueron desalojados tras realizar arengas contra el gobierno de Roberto Micheletti.


En Tegucigalpa se esperaba que esta tarde se presentara en el Congreso Nacional el dictamen sobre el Acuerdo de San José, propuesto por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, para solventar la crisis constitucional que vive el país.


Sin embargo, el Congreso Nacional de Honduras pospuso para la próxima semana la aprobación de una amnistía política amplia para depuesto incluida en la propuesta de Arias.


Según informaron las cadenas radiales noticiosas, los dictaminadores todavía no se han puesto de acuerdo. El parlamento hondureño sesiona de martes a jueves.

El retraso de la comisión dictaminadora se debe a que existe fuerte oposición de varios sectores a que se decrete una amnistía política.


El rechazo se debe a que Arias redactó que la amnistía es para los actos antes del 28 de junio y después de esa fecha.


Comandos militares arrestaron y expulsaron el pasado 28 de junio al presidente desplazado Manuel Zelaya, desatando la crisis política actual, ya que la comunidad internacional exige la restitución del mandatario anterior, mientras actualmente el país es dirigido por el presidente interinno Roberto Micheletti.


La oposición a la amnistía amplia es que varios sectores y profesionales del derecho sostienen que así como se redactó protegería a varios funcionarios de Zelaya acusados de corrupción, incluso antes del 28 de junio, así como a otros que se les investiga por varios delitos.


En tanto, el derrocado presidente hondureño, Manuel Zelaya, se reunió hoy en Nicaragua con el embajador de Estados Unidos en Tegucigalpa, Hugo Llorenz, informaron fuentes oficiales en Managua.


Zelaya llegó sorpresivamente a la capital nicaragüense desde la ciudad norteña de Ocotal, donde permanece junto a simpatizantes desde hace una semana, cuando intentó en vano ingresar a Honduras por el puesto fronterizo de Las Manos.


Fuentes diplomáticas dijeron que Llorenz arribó a Nicaragua con el único objetivo de concretar la reunión con el mandatario destituido por un golpe de Estado el pasado 28 de junio.


La embajada hondureña en Managua, ubicada en el exclusivo reparto Las Colinas, permanece rodeada de periodistas y fuertemente resguardada por efectivos de la Policía nicaragüense y por simpatizantes del gobierno de Daniel Ortega.


Notimex/AFP