16 de julio de 2009

El Gobierno Federal no pacta ni dialoga con la delincuencia: Gómez Mont

El secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, advirtió que la “ofensiva” del Estado contra la delincuencia organizada continuará porque “el gobierno federal no dialoga, no pacta, ni negociará jamás con organización delictiva alguna”.

En un mensaje emitido anoche para responder, de manera implícita, a las declaraciones que supuestamente hizo a un programa de televisión Servando Gómez, La Tuta, uno de los principales líderes del cártel de La Familia, el funcionario aseveró que el gobierno no cederá al chantaje y dijo que se combate por igual a todos los grupos criminales sin distingo alguno.

“Las personas contra quienes actúa la autoridad son perseguidas y juzgadas en razón de sus actos y no de sus vínculos familiares (…) Por más que pretendan enmascarar con todo tipo de explicaciones sus acciones, estos grupos extorsionan, amenazan, secuestran, torturan y asesinan sin escrúpulos lo mismo a ciudadanos que a agentes del orden”, expresó Gómez Mont.

Señaló que en las últimas semanas y meses el gobierno federal ha asestado “severos golpes” a distintos grupos criminales y capturado a varios de sus líderes más importantes. En respuesta a estas acciones, expresó, han sido atacados elementos de las fuerzas federales del orden.
En el texto, el secretario de Gobernación reiteró que las organizaciones delictivas a las que el Estado mexicano combate “están integradas por criminales cobardes y sin escrúpulos”, por lo que sus acciones no tienen justificación alguna.

Dijo que la violencia entre las organizaciones criminales sólo terminará cuando éstas se sometan a la autoridad.

Gómez Mont leyó rápidamente su mensaje de tres cuartillas, no aceptó preguntas de los reporteros y se enfiló rápidamente a su oficina, donde encendió un cigarrillo y se fue atravesando el Salón Revolución.

Antes, el vocero de la Procuraduría General de la República (PGR), Ricardo Nájera Herrera, dijo –en referencia a una llamada telefónica que supuestamente hizo La Tuta– que no es posible llegar a ningún pacto con la delincuencia en el país.

El funcionario comentó que las autoridades analizan el origen de la llamada telefónica donde el presunto líder de La Familia pidió diálogo para llegar a un pacto nacional. Entrevistado en un programa de televisión que se transmite en Michoacán, el supuesto Tuta declaró tener respeto por el presidente Felipe Calderón y por las fuerzas armadas, pero no por la Policía Federal.

La Jornada