26 de abril de 2009

Reitera Calderón llamado a la calma

Luego de reunirse con el Consejo Nacional de Salud, el presidente Felipe Calderón reiteró a la población su llamado a mantener la calma y colaborar con las autoridades ante la pandemia de influenza porcina, y que a nivel nacional afecta al Distrito Federal, estado de México y San Luis Potosí.

Asimismo anunció que en las próximas 72 horas México estará en posibilidad de contar con laboratorios específicos capaces de identificar esta nueva cepa del virus H1N2, enfermedad que identificó como seria pero curable si se atiende a tiempo.

En un mensaje trasmitido desde la residencia de Los Pinos, el mandatario destacó la importancia de actuar "rápido y con seriedad" ante tal situación emergente por lo que pidió a todos los ciudadanos acudir a tiempo al médico si se presentan los síntomas asociados con la enfermedad y observar las medidas preventivas: "Si mantenemos una actitud corresponsable para atender la contigencia, podremos contender este brote epidemiológico".

Detalló que hasta el sábado se han contabilizado mil 384 personas con cuadros de alguna enfermedad respiratoria que podría ser influenza, de las cuales 929 ya han sido dados de alta, 364 permanecen en vigilancia y 81 han fallecido; de estos últimos precisó que aún está por confirmarse si fueron víctimas del nuevo virus.

Frente a ello, dijo, la mejor estrategia es la transparencia y la información veraz, por lo que aseguró que el gobierno continuará informando con toda claridad y con toda la verdad, para que a partir de la coordinación establecida y comprometida con las autoridades estatales de salud "salgamos adelante de este grave problema".

Asimismo, no dejó de recomendar a la población "medias prudenciales que no afectan sustancialmente la vida cotidiana" para evitar riesgo tales como acudir a lugares concurridos tales como cines, teatros, eventos culturales o deportivos.

También ordenó a todas las autoridades de todos los niveles de salud a asumir la responsabilidad sobre la información que debe difundirse y las acciones que deben tomarse cuando se detectan caso de influenza porcina. Consideró fundamental que las instituciones nacionales y los sistemas estatales de salud de todo el país, incluyendo los servicios médicos privados, no sólo se esmeren en atender los casos, sino en "recabar, documentar, ordenar e informar inmediatamente y con precisión todos los casos posibles de presencia de virus de influenza y de influenza porcina en lo particular".

Contar con tal información, agregó, nos permitirá mantener un estrecho control y seguimiento de la evolución de tal enfermedad, así como para la correcta instrmentación de las medidas para proteger a la sociedad.

La Jornada On Line/Notimex