28 de abril de 2009

Mil 500 mdp perdidos al día por cierre de negocios en el DF

El presidente de la Coparmex en el Distrito Federal, Juan de Dios Barba Nava, estimó que las pérdidas en el comercio de la ciudad de México por el cierre de negocios asciende a mil 500 millones de pesos por día, en tanto que el ausentismo laboral es de tres por ciento.

Estos resultados traerá como consecuencia la mortandad de micro y pequeñas empresas, además de un alza en el desempleo en caos de que el cese de actividades se prolongue hasta después del 5 de mayo derivado de la contingencia sanitaria por la influenza.

Afirmó que la mayoría de las Micro y Pequeñas Empresas de la capital viven al día y no tienen capacidad financiera para mantenerse sin actividad. Por ello, reprobó que las delegaciones políticas, como Miguel Hidalgo hayan clausurado establecimientos mercantiles por permanecer en operación.

En el caso de los restaurantes, se les permite dar el servicio siempre que sean pedidos para llevar de modo que la gente no permanezca tanto tiempo en el mismo lugar.

"Si no se quiere detener la actividad económica de la ciudad, cómo se ordena el cierre total de los restaurantes. La propuesta de la Coparmex y la Canirac fue que esos establecimientos bajaran sus cortinas a las 17:00 horas y con un aforo de hasta 50 por ciento de comensales".

El dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en el Distrito Federal subrayó que se tienen registrados 30 mil restaurantes en la ciudad, de los cuales dependen 450 mil empleos directos.

Agregó que si no se quiere detener la actividad económica de la ciudad, es incongruente que el gobierno capitalino ordene el cierre de todos los restaurantes, lo que, además, obligará a los empleados a acudir a establecimientos informales y sin medidas de salud e higiene.

Consideró que durante el fin de semana cayó 80 por ciento la actividad en los servicios, restaurantes y comercios, incluidos el turismo.

En cuanto al ausentismo en las empresas, dijo que la tasa de tres por ciento que está "ligeramente arriba de lo normal". Recordó que hay industrias que están dando a sus trabajadores tres días de vacaciones anticipadas para que permanezcan en sus hogares y reduzcan la posibilidad del contagio de la influenza porcina.

Asimismo, mencionó que hay empresas que han optado horarios escalonados y cierres parciales para evitar las concentraciones y el contagio entre sus empleados.

Notimex