23 de abril de 2009

Nueva legislación de la Policia Federal

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que expide la Ley de la Policía Federal, corporación que asumirá las responsabilidades que por disposición constitucional corresponde a la Federación en la materia.

En el marco de la sesión ordinaria en San Lázaro se aprobó en lo general con 303 votos en favor, 13 en contra y dos abstenciones la nueva ley que pretende actualizar el marco legal y transformar a la Policía Federal Preventiva para constituir la Policía Federal.

El objetivo es modernizar el sistema policiaco mexicano y que la nueva Policía Federal responda a las necesidades técnicas, logísticas y operativas que la actual situación demanda, con una línea de mando precisa y competencias delimitadas.

La nueva ley permite la utilización de agentes policiales sin uniforme en los casos en que lo amerite alguna investigación, además de que establece llevar a cabo operaciones encubiertas y de usuarios simulados para la prevención de delitos.

En ese escenario, la Policía Federal podrá actuar en recintos fiscales, aduanas, secciones aduaneras, garitas o puntos de revisión aduaneros, en coordinación con las autoridades responsables en materia fiscal o de migración.

Asimismo, podrá realizar tareas de investigación sólo para prevenir delitos e intervenciones telefónicas hasta por seis meses, únicamente en casos de delincuencia organizada y exclusivamente cuando el Ministerio Público Federal (MPF) obtenga una autorización judicial

A las bases de datos criminalísticos y de personal de la Secretaría y del Sistema Nacional de Información de Seguridad Pública se incorporará la información que pueda ser útil en la investigación de los delitos y utilizará su contenido para el desempeño de sus atribuciones.

También se faculta a la Policía Federal para que pueda solicitar a las disposiciones jurídicas de los tres órdenes de gobierno la información que requiera en términos de confidencialidad, por lo que se podrá utilizar información satelital de los concesionarios de las empresas telefónicas para localizar a sospechosos y prevenir delitos.

Del mismo modo, la corporación realizará acciones de vigilancia, identificación, monitoreo y rastreo en la Red Pública de Internet sobre sitios web con el fin de prevenir conductas delictivas.

En los argumentos se señala que esta ley establece una nueva cultura y concepción de la seguridad para los ciudadanos, que a su vez dota de mayores atribuciones a las instituciones policiales, encaminadas a que éstas colmen con mejores métodos y técnicas las funciones de prevención, investigación y combate de los delitos.

"La ley establece principios básicos acerca de los requerimientos para ser policía federal, su forma de retiro, el control de su acreditación, su constante certificación", agrega.

Todo ello, a fin de que "en muy poco tiempo podamos tener una Policía Federal confiable, sustituta del Ejército mexicano en el trabajo preventivo del delito que actualmente realiza en todo el país".

En la ley se destaca que cualquier solicitud de información a concesionarios, permisionarios, operadoras telefónicas, empresas de telecomunicaciones o la intervención de comunicaciones privadas estará condicionada un estricto control judicial.

Detalló que una solicitud deberá establecer de manera precisa requisitos, formalidades y un seguimiento a las actuaciones, por parte del juez de distrito.

El ámbito de competencia de la nueva Policía Federal será todo el territorio nacional, exclusivamente en lo que se refiere a la materia federal y con estricta observancia de las esferas y funciones que constitucionalmente corresponden a las entidades federativas y a los municipios.

La Jornada y Notimex