16 de marzo de 2009

Triunfa oposición en El Salvador

Mauricio Funes, candidato de la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda), se declaró la noche de este domingo presidente electo de El Salvador.

"Soy el presidente electo de los salvadoreños", declaró Funes durante una rueda de prensa en un hotel del oeste capitalino, acompañado de su esposa, Wanda Pignato, de origen brasileño y representante del Partido de los Trabajadores de Brasil para Centroamérica

"Este día ha triunfado la ciudadanía que creyó en la esperanza y venció el miedo. Esta es una victoria de todo el pueblo salvadoreño", agregó.

Al escrutarse más del 90% de las actas de votación, el candidato del FMLN lidera el recuento con 51.2% de los votos frente a 48.7% que obtenía su rival de derecha, Rodrigo Avila, quien no ha reconocido su derrota.

"En este momento Arena (Alianza Republicana Nacionalista) pasa a la oposición y en ese carácter como partido de oposición, debe tener la seguridad que será respetada y escuchada", aseguró Funes.

"Mi gobierno estará animado por el espíritu de la unidad nacional", aseguró en medio de los aplausos de sus seguidores que interrumpieron constantemente su discurso en el que saludó a sus adversarios con "respeto".

El candidato del FMLN también prometió dar "un sentido nuevo a la gestión presidencial, los intereses nacionales, las políticas de Estado y la democracia serán la brújula de mi gobierno".
"Me propongo dejar atrás los viejos patrones de la intolerancia y de la exclusión que tanto malestar nos han causado, en su lugar ofrecemos el respeto y la convivencia democrática porque esta patria nos pertenece a todos", dijo en un equilibrado discurso en el que intentó disipar todos los fantasmas que a lo largo de la campaña electoral evocó la derecha.

"Nadie puede tomar la patria como bien propio, nos pertenece a todos", dijo, antes de subrayar que quiere "ser el presidente de la justicia social y del cambio seguro. Quiero ser el verdadero presidente de la verdadera reconstrucción del país que comienza con la reconstrucción de las personas".

Funes prometió trabajar "incansablemente" por el régimen de libertades, y en particular la propiedad privada y la seguridad jurídica, de la que dijo, "tendrá mi mayor respeto y atención especial".

"Nuestro propósito", dijo, "es convertir a El Salvador en la economía más dinámica de Centroamérica".

Agencias/La Jornada Online