28 de marzo de 2009

Segunda reunión sobre ubicación de la refineria

En la segunda reunión pública en donde los gobernadores de los estados presentan sus argumentos ante funcionarios de PEMEX y la SENER para que la refineria se ubique en su entidad.

En esta ocasión fue el turno de los Gobernadores de Guanajuato, Oaxaca, Puebla, Tabasco, Tlaxcala y Veracruz.

Juan Manuel Oliva, gobernador de Guanajuato, propuso a Salamanca como el sitio idóneo; por su parte, Ulises Ruiz, de Oaxaca, apuntó a Salina Cruz, en tanto que Mario Marín, de Puebla, sugirió el municipio Oriental, localizado a 75 kilómetros de la capital. En tanto, Andrés Granier, de Tabasco, fijó un sitio propuesto en el municipio de Centro, que se denominaría Nuevo Pemex, mientras que Fidel Herrera, de Veracruz, escogió a Tuxpan. A su vez, Héctor Israel Ortiz Ortiz, de Tlaxcala, la ubicaría al sur del estado.

Juan Manuel Oliva Ramírez, gobernador de Guanajuato, quien inició la pasarela destacó que el mejor sitio para construir la nueva refinería que incluiría una coquizadora es Salamanca, con lo cual se podrían ahorrar hasta 150 millones de dólares al año.

Estimó que la inversión necesaria sería de alrededor de 11 mil 602 millones de dólares, mil 600 millones más a los 10 mil millones de costo que estima Pemex.

Manifestó que la nueva refinería podría dar atención a la zona occidental y centro del país y podría sustituir 42 por ciento de la importación. Para la construcción de la nueva instalación ofreció un polígono de mil 100 hectáreas con una inversión estatal de mil 298 millones de pesos.

Ulises Ruiz Ortiz, dijo que para la construcción de la refinería se requieren poco más de 10 mil millones de dólares y se tiene una reserva territorial de unas 900 hectáreas no sólo para la instalación de la refinería, sino también para desarrollar vivienda.

Oaxaca, dijo, cuenta con importante infraestructura como el Aeropuerto Internacional de Huatulco y el de la ciudad de Ixtepec.

Se requiere esta planta porque Oaxaca tiene 47 por ciento de los mil municipios más pobres del país. La construcción de la refinería generaría, dijo, 40 mil empleos directos e indirectos y mil 500 empleos fijos para su operación.

Andrés Granier Melo, gobernador de Tabasco, consideró que esa entidad es la mejor opción por razones históricas, sociales, económicas y técnicas. Propuso como sede para la refinería el municipio Nuevo Pemex, localizado cerca del centro del estado. Mencionó que se obtendrían ahorros del gobierno federal de entre 700 y 2 mil millones de dólares, al construirse la refinería y un centro petroquímico.

Tabasco, dijo, es el uno de los siete estados con mayores rezagos, pero es una región que presenta importantes reservas de gas y petróleo, además de concentrar 30 por ciento de toda el agua dulce del país, por lo que el abasto de agua y electricidad está garantizado.

Andrés Granier estimó una generación de 17 mil empleos e impacto superior a 20 por ciento en el producto interno bruto (PIB) estatal. Sinergia: La refinería podría tener capacidad para procesar 300 mil barriles y el complejo petroquímico mil toneladas de productos diarios. Cuenta con 17 municipios de los cuales 14 tienen actividad petrolera. Se cuenta con una fuerza laboral con 45 mil personas de empresas proveedoras de Pemex. La extensión disponible sería de mil 600 hectáreas y se cuenta con 6 mil millones de barriles de reservas probadas, probables y posibles.

Durante la participación de Andrés Granier irrumpió un manifestante identificado como Rodolfo Valenzuela, del movimiento ciudadano Somos Más, quien portaba una pancarta en la que se leía “No a la refinería en Tabasco. Granier Corrupto”. El manifestante después de desplegar su cartulina frente al gobernador la secretaria de Energía y el director de Pemex, Jesús Reyes Heroles, fue desalojado por personal de seguridad.

Fidel Herrera Beltrán, gobernador de Veracruz, eligió a Tuxpan principal puerto industrial y centro turístico como el mejor sitio para la refinería. Aseveró que se creará el nuevo corredor del TLCAN Tuxpan, Chicago Tamaulipas y hay la proyección de crear 3 mil 500 pozos nuevos en el corredor del Paleocanal. Disponemos, señaló, de mil 800 hectáreas en dos polígonos de 900 cada uno, sin limitaciones de propiedad ni uso de suelo y con disposición abundante de agua dulce, electricidad a escasos metros, las cinco generadoras de la Comisión Federal de Electricidad, entre otras.

Información de La Jornada