12 de agosto de 2009

En la lucha antinarco, el Ejercito no es la solución permanente: Pascual

El Departamento de Estado entregará la próxima semana en Washington un informe detallado sobre la situación de los derechos humanos en México, en el que se incluye el papel del Ejército en la lucha contra el narcotráfico, informó el nuevo embajador estadunidense, Carlos Alberto Pascual, al comentar que dicho reporte es un requisito para liberar el 15 por ciento restante de los recursos económicos asignados en la Iniciativa Mérida.

“Lo que hemos visto es que el Presidente (Calderón) está dedicado a tratar personalmente este asunto, que lo hace de manera seria y transparente, pero se tiene que mejorar eventualmente el comportamiento del Ejército Mexicano, y en eso estamos trabajando”, dijo el diplomático, quien destacó que las fuerzas armadas “no son la solución permanente” en la lucha contra el narcotráfico, sino que paulatinamente esa responsabilidad “debe mudarse” a las corporaciones policiacas.

Reveló que hasta ahora mil 500 elementos policiacos mexicanos han sido capacitados en San Luis Potosí, por un centenar de instructores de cinco países, como parte de una estrategia conjunta. “No queremos decir que todo está perfecto, porque en este punto no sabemos lo suficiente”, señaló.

En sus primeras declaraciones al arribar a la ciudad de México, luego de participar en la Cumbre de Líderes de América del Norte, el diplomático de origen cubano informó que el reporte que el Departamento de Estado entregará la próxima semana al Senado estadunidense contiene mucha de la información que proporcionó el secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván. “Estamos tomando pasos para abordar el problema de una manera seria, con progreso, porque no podemos dejar que avance el narcotráfico”, señaló.

Dijo desconocer la posición que tomará el Senado de su país tras el informe, pero es un requisito que debe cumplirse para acceder al resto de los recursos de la Iniciativa Mérida; mientras tanto, anunció que en unos días llegará a México un equipo para investigaciones no invasivas, como escáner para personas, camiones y automóviles, y el año venidero se contará con helicópteros como parte de esta ayuda de su país a la lucha contra el narco.

Pascual repasó en su intervención inicial los temas abordados entre los presidentes Felipe Calderón y Barack Obama, en su reunión en Guadalajara. Sobre narcotráfico y crimen organizado, señaló que no sólo debe revisarse la frontera común, sino también la de México con Centroamérica, pues ésa, dijo, “es la menos fuerte” y ahí se tiene que invertir recursos y brindar capacitación para “controlar lo que pase”.

Pidió ver el problema de manera integral y corresponsable, donde su país tiene la tarea también de controlar el consumo de drogas, el tráfico de armas y el lavado de dinero. Precisó que la estrategia contra el tráfico de drogas y el crimen organizado debe verse desde la perspectiva de desarticular las bandas de criminales, observar el papel del Ejército Mexicano en esta lucha, para que esa responsabilidad pase finalmente a los cuerpos policiacos, y reforzar las fronteras, incluida la del sur de México.

A pregunta expresa durante la conferencia de prensa, el diplomático negó que México sea un Estado fallido. Destacó las recientes elecciones del 5 de julio, donde la oposición obtuvo triunfos importantes, los cuales el mismo presidente Calderón reconoció; hay instituciones fuertes, con una policía que quiere mejorar, con un Ejército integrado. “México es un país que quiere y trabaja en una reforma judicial y nosotros estamos aquí para ayudarlo. México es la undécima economía del mundo y un país así no puede ser un Estado fallido”, dijo.

Así, en el contexto de su primera conferencia de prensa como embajador estadunidense, Pascual dio un pronóstico del juego que este miércoles sostendrán las selecciones de futbol de México y Estados Unidos, en las eliminatorias hacia el mundial de Sudáfrica: “Mi país va a ganar, claro que va a ganar”, confió, aunque reconoció no ser un experto en la materia como para prever el marcador.
La Jornada