2 de agosto de 2009

AMLO repetirá como candidato en 2012

Andrés Manuel López Obrador advirtió que no les dejará el paso libre a sus adversarios y que en 2012 estará presente en la elección presidencial, por lo que llamó a sus seguidores a estar atentos y “no perder de vista lo que viene”.

“Vamos a participar en la elección presidencial de 2012 y vamos a volver a ganar, porque ya ganamos la Presidencia en 2006, pero nos la robaron”, exclamó.

El ex jefe de Gobierno capitalino no se achicó ante la proyección que ha tenido el priista Enrique Peña Nieto, al hacer ver que la contienda electoral por la Presidencia de la República dentro de tres años no será tanto entre candidatos, sino principalmente entre proyectos de nación.

“Creen que en 2012 va a ser muy fácil, que será nada más como cubrir un trámite, pero la gente va a querer que haya un verdadero cambio. Allá los que quieran seguir con el mismo régimen, con las mismas prácticas de siempre. Habrá otro u otros candidatos que van a representar el cambio, la renovación a fondo de la vida pública; eso es lo que se va a resolver en la próxima elección presidencial”.

En el corazón de la Sierra Mixe oaxaqueña, López Obrador se expresó así luego de reconocer que al interior del PRD existen “conflictos serios”, pero que “se van a resolver”.
Dijo que el asunto principal es organizarse y unirse para llegar fortalecidos tanto a la elección para gobernador de Oaxaca en 2010, como a la presidencial de 2012.

El conflicto del PRD, expuso, “no es como lo pintan, lo que hacen los adversarios y los medios de comunicación es exagerar todo. Yo lo que les puedo decir es que desde hace dos años y medio ni siquiera he hablado de eso, salvo en una o dos ocasiones”.

Acompañado de los senadores Gabino Cué, de Convergencia y Salomón Jara, del PRD pero con funciones en el PT, López Obrador visitó por segundo día consecutivo municipios de la Sierra Mixe, donde una vez más ocupó más de cinco horas de traslado por los sinuosos caminos oaxaqueños hasta casi la medianoche, debido a la mala planeación de las giras que hace su secretario particular, Alejandro Esquer.

El ex candidato presidencial pidió a sus seguidores no confundirse y entender que el PRI y el PAN son lo mismo, por lo que descartó cualquier posibilidad de negociación con Acción Nacional en algunos estados, como Oaxaca, para derrotar al PRI.

Dijo que como a Felipe Calderón ya se le acabó el sexenio a los tres años de haber usurpado la Presidencia, los potentados quieren proyectar ahora como su Barbie masculino a Enrique Peña Nieto, “cuyo único mérito es su copete”.

Es decir, explicó, muerto el rey viva el rey, porque Calderón ya no les sirve para nada y con la proyección que le están dando a Peña Nieto los priistas ya hasta se sienten nuevamente en Los Pinos, pero se equivocan porque en 2012 el pueblo es el que va a decidir”.

En la elección presidencial del 2 de julio de 2006, Andrés Manuel López Obrador contendió por la coalición Por el Bien de Todos —constituida por el PRD, PT y Convergencia— y obtuvo 14 millones 756 mil 350 votos, contra Felipe Calderón, del PAN, que ganó con 15 millones 284 votos.

La diferencia de sufragios fue de sólo 243 mil 934, lo que representó una diferencia marginal de .58 por ciento de la votación total emitida que fue de poco más de 41 millones, por lo que López Obrador solicitó un recuento voto por voto, que no fue llevado a cabo.

Milenio