12 de agosto de 2009

Acreditas violaciones militares: CNDH


Las pruebas de abusos y violaciones a derechos humanos cometidas por el Ejército Mexicano están en las recomendaciones que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha emitido al respecto, aseguró el ombudsman José Luis Soberanes Fernández. Agregó que ninguno de esos exhortos ha sido rebatido en diez años, con mejores pruebas que las obtenidas por los visitadores y peritos del organismo a su cargo.

En entrevista tras rendir su décimo informe al frente de la CNDH, Soberanes se refirió a las declaraciones vertidas la víspera en Guadalajara por el presidente Felipe Calderón, en el sentido de que quienes denuncian violaciones a las garantías fundamentales por parte de elementos de seguridad, entre ellos el Ejército, presenten pruebas de casos que no hayan sido castigados.

“Que él (Calderón) explique el contenido y alcance de sus palabras. Lo que sí puedo decir es que todos los casos de violaciones a derechos humanos por parte de las fuerzas armadas nosotros los tenemos acreditados. Ahí están los expedientes y las recomendaciones para quien los quiera leer y consultar”.

Previamente, durante su informe, el ombudsman nacional expuso que en la participación de personal de las fuerzas armadas en operaciones de seguridad pública, la realidad no se encuentra, tampoco, en ninguno de los dos extremos, pues “bajo ningún fundamento ni razón puede calificarse que los soldados sean genocidas o torturadores o incumplan sistemáticamente con los derechos humanos; pero tampoco podemos obviar o desatender casos demostrados de faltas graves que ameritan sanción y una firme voluntad correctiva”.

Además, hizo un llamado para “no acostumbrarnos” a que las medidas excepcionales, es decir, que el Ejército realice labores de seguridad pública frente a la presencia del crimen organizado, se conviertan en normalidad. “La lucha contra la inseguridad, la delincuencia organizada y el narcotráfico, flagelos de la sociedad mexicana contemporánea, exigen acciones claras y precisas con la ley en la mano. De la misma forma que, con la ley en la mano, deben castigarse los excesos (de las autoridades) cuando los hay”.

En entrevista, Soberanes señaló que la CNDH no sólo hace señalamientos en sus recomendaciones, sino que éstas contienen las pruebas de los abusos y violaciones a las garantías fundamentales de la ciudadanía. “Ese es un tema que no está a discusión, el tema aquí más bien va por el hecho de la sanción a las violaciones a derechos humanos y también a la prevención.

Tiene que haber medidas más contundentes para que los militares que están haciendo funciones de seguridad pública no violenten esas garantías”.

En torno al fuero militar y la posibilidad de que soldados que cometan excesos y crímenes contra la población sean juzgados en tribunales civiles, el titular de la CNDH consideró que es un tema que se debe discutir en el Congreso, porque es una decisión de carácter legislativo.

Subrayó que ante la “incompetencia” de la Procuraduría General de la República en ese aspecto no habría mayor solución para juzgar y sancionar a los militares. “En México tenemos una especie de espantapájaros, la PGR haría peor las cosas, vemos su incompetencia. Aquí se debe dar una decisión mucho más profunda, no puede ser la misma autoridad que vulnera los derechos humanos la que juzgue (esos actos), tienen que ser organismos independientes”.


La Jornada