22 de mayo de 2009

Sin incidentes mayores en el DF tras sismo: Ebrard

México, 22 May.- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, sostuvo que no se han reportado incidentes en la primera revisión a los inmuebles y servicios del Distrito Federal, tras el sismo de 5.9 grados con epicentro en Puebla, ocurrido a las 14:24 horas. En conferencia indicó que tres helicóteros de la Secretaría de Seguridad Pública recorrieron al mismo tiempo las zonas sur, oriente,norte y poniente de la capital, sin que se detectaran daños y las operaciones del servicio de transporte público se mantienen.Destacó que con apoyo de todas las patrullas se realizaron recorridos de supervisión y verificación en hospitales, Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro y el Sistema de Aguas, sin que hasta el momento se hayan registrado incidentes mayores, por lo que la ciudad se mantiene en calma.Añadió que se inció un recorrido a pie tierra por las diferentes zonas territoriales y colonias del Distrito Federal para verificar de manera individual los inmuebles y evaluar el estado en que se encuentran.Al momento del sismo, trabajadores de los edificios del gobierno local evacuaron los inmuebles y se concentraron en la explanada del Zócalo capitalino, donde se exhibe la exposición "Huellas de la vida: un viaje en la historia de nuestro país", que también fue desalojada.A causa del sismo personal de la Procuraduría General de la República (PGR) suspendió por algunos minutos actividades laborales, tras evacuar los edificios de la Dirección General de Comunicación Social, de la SIEDO, de Derechos Humanos y otros que se ubican en Paseo de la Reforma, sin que se reporten daños. Superada la emergencia reiniciaron labores, "esperamos que no vuelva a temblar, pues ya estuvo bien de sustos, los cuales hanabundado en los últimos días", expresó un trabajador.
En la Asamblea Legislativa del Distrito Federal el sismo de 5.7 grados Richter tomó por sorpresa a los encargados de Protección Civil pues los brigadistas nunca actuaron para salvaguardar la seguridad de trabajadores.Decenas de personas que laboran en los recintos de Donceles y Allende y en el edificio contiguo que alberga las instalaciones de Comunicación Social y la Sala de Prensa salieron como pudieron a la calle, en desorden y alarmados.Incluso los trabajadores que realizan reparaciones a la fachada del recinto permanecieron en los andamios, a varios metros de altura, durante el movimiento telúrico y nadie los apercibió para que dejaran sus labores para ponerse a salvo de cualquier eventualidad.La mayoría de las personas de ambos inmuebles y de todos los locales aledaños ocuparon casi inmediatamente las calles de Donceles y Allende, con el riesgo de ser atropellados por los vehículos que no dejaron de circular por esas calles.Ni elementos de Protección Civil ni de Seguridad Pública o Tránsito intervinieron durante el sismo ni después.Incluso hubo quienes se preguntaban entre sí dónde se ubicaban las zonas de seguridad, sin obtener respuestas, ya que tampoco existen señalizaciones al respecto.