1 de mayo de 2009

15 muertos de 358 casos de AH1N1 en México

El titular de la Secretaría de Salud (Ssa), José Angel Córdova, informó este viernes que, de acuerdo con el último reporte sobre la emergencia sanitaria, se confirmó la presencia del virus de la influenza humana o A/H1N1 en 15 fallecimientos.

El incremento de las cifras no se debe a nuevas muertes ocurridas en las últimas horas, sino a que ya se tienen los resultados de pruebas de laboratorio de fallecimientos sospechosos registrados desde finales de marzo.

En conferencia de prensa, el funcionario federal precisó de un total de 776 muestras procesadas, 358 dieron positivo en el nuevo virus de influenza. De ésta última cifra, 343 pacientes están con vida y 15 murieron.

Detalló que las entidades donde se ocurrieron los decesos fueron: 11 en el Distrito Federal, dos en el estado de México, uno en Oaxaca y uno en Tlaxcala.

De las 15 personas fallecidas, 11 fueron mujeres y cuatro hombres; en tanto que nueve del total de defunciones sucedieron en personas de 21 a 40 años de edad, dijo.

Expuso que hasta el momento se realizaron visitas a 86 familias por su cercanía con casos sospechosos y de un total de 219 personas, cuatro dieron positivo de tipo A y están en tratamiento.

Explicó que en la mayoría de los casos las muestras se procesaron en Canadá y Atlanta y el resto en México y que hoy ya se cuenta con infraestructura para el análisis de estas muestras y se procesarán en México 500 casos más.

Con relación a las Caravanas de la Salud que recorren diversos puntos del país en unidades móviles, señaló que ofrecieron 2 mil 786 consultas, y sólo 12 personas fueron llevados al Hospital General del México (6), al Hospital General Juárez de México (3) y al Hospital Manuel G. González (3).

Córdova Villalobos señaló que hay una estabilización en el número de casos en la ciudad de México, así como de los ingresos de pacientes a los hospitales del seguro social, lo que consideró “datos muy alentadores”.

Las personas están acudiendo más temprano a recibir atención médica y están recibiendo el tratamiento incluso a veces ante la sospecha de que pudieran tener influenza.

"Esto está ayudando para cortar la transmisión, porque sí está demostrado que si el tratamiento se da el primer día ese paciente prácticamente ya no es transmisor", indicó.

Dijo que "afortunadamente el virus no es tan agresivo (...), no es tan letal como en el caso de la gripe aviar", donde el índice de mortalidad fue de alrededor del 70 por ciento de los 500 casos que se detectaron en todo el mundo hace unos años.

La Jornada