30 de noviembre de 2008

Consejo Nacional de Seguridad


El 28 de Noviembre a las 11:00 de la mañana inicio en Palacio Nacional la sesión del Consejo Nacional de Seguridad al transcurrir los 100 dias de la firma del Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad, esta reunión tenia como motivo principal realizar un recuento de los avances del Gobierno Federal y de los Gobiernos Locales en materia de seguridad.

Palacio Nacional se convirtió en un Bunker, cientos de efectivos de la Policia Federal así como del Estado Mayor Presidencial, miembros del Ejercito Mexicano y un gran número de escoltas personales vigilaban el entorno del lugar. Cerca de la pista de hielo que fue instalada en el Zócalo, pequeños grupos de manifestantes gritaban consignas tras las grandes vallas.

Los gobernadores, los legisladores y miembros del gabiente calderonista arribaron a Palacio Nacional listos para entregar resultados, los representantes del Poder Judicial no aisistieron a dicha reunión.

El discurso del Gobierno Federal de realizar importantes avances y cumplir con los puntos por la seguridad fue acotado por el Secretario de Gobernación, Gómez Mont. Quien dijo que: “no podemos celebrar ningún avance cuando la gran mayoría de los mexicanos reclama tranquilidad y seguridad”.

Sin embargo como es costumbre, el Gobierno se autoelogió diciendo que el crimen ha sido fuertemente combatido en los últimos 100 días.

En su intervención, Genaro García Luna, titular de la SSP federal, agregó: “se han desarticulado 53 organizaciones criminales dedicadas al secuestro. Es decir, una banda cada tercer día. Se ha logrado la liberación de 184 personas plagiadas, lo que equivale a rescatar a 13 personas cada semana a partir de la firma del acuerdo”.

Según las estadísticas, “a escala nacional, de enero a noviembre se ha detenido a 795 presuntos secuestradores: 205 por parte del gobierno federal y 590 los gobiernos locales”. En la actualidad hay 7 mil 514 secuestradores en prisión, dijo García Luna, de ellos 4 mil 335 ya sentenciados, 3 mil 142 sujetos a proceso penal, y 37 en situación jurídica por definir.

Sin embargo, los comentarios que se daban entre la gente que pasaba por el lugar y se detenía a observar que sucedía, demostraban que ya nadie se cree las mentiras del Gobierno Federal.

Puro pinche ratero, toda la basura del país esta ahí adentro, ¿cual seguridad? la de ellos será; se escuchaba decir a la gente entre muchas otras cosas. Y una vez más el poder policiaco-militar calderonista se hizo ver cuando removieron a un manifestante de los alrededores de Palacio Nacional.

En La Jornada al dia siguiente salió esta nota en donde se observa claramente que los demás partidos de igual manera hacen menos los resultados del Gobierno Federal.

Diputados y senadores de PRI y PRD, así como representantes de diversas iglesias, consideraron que los resultados en el combate a la delincuencia organizada dados a conocer ayer, al agotarse el plazo de 100 días establecido en el Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Legalidad y la Justicia, no son significativos, sino además “pobres e insuficientes”.
Emilio Gamboa Patrón, coordinador de los diputados priístas, expuso que a la fecha “no hemos tenido resultados contundentes” en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, con lo que coincidió el vocero de los senadores del tricolor, Carlos Jiménez Macías, mientras el perredista Ricardo Monreal consideró “puro bla bla” el balance de ese acuerdo e insistió en que el procurador general de la República, Eduardo Medina Mora, y el secretario de Seguridad Pública (SSP), Genaro García Luna, deben renunciar “por su incapacidad y negligencia”.

Se preguntó si no hay gente “más calificada y honesta para estar al frente de las instituciones encargadas de enfrentar a las bandas criminales”.

Igualmente, la diputada perredista Mónica Fernández sostuvo que ese acuerdo y las “supuestas medidas” que implica forman parte de un discurso mediático.

Por su parte, el vocero de la arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, advirtió que los pretendidos avances que se informaron ayer en el Consejo Nacional de Seguridad Pública son datos que ya se conocen, y lamentó que en la reunión no se haya dado prioridad urgente a la “enorme ineficiencia” que presenta el sistema judicial.

Luego del encuentro realizado en Palacio Nacional, el vocero de la Iglesia católica en la ciudad de México sostuvo que “aquella opinión que tanto incomodaba a mucha gente es real: el crimen organizado tiene una base social. En el país hay una cultura favorable al crimen organizado y se debe trabajar en esos aspectos si realmente se quiere ser eficaz en combatir la delincuencia”.

Dijo que lo más lamentable es el sistema judicial, que presenta una deficiencia que en cualquier otro país sería intolerable, pero aquí parece pasar inadvertida. “Si se quiere tener una lucha adecuada contra el crimen organizado se debe depurar el sistema judicial, antes incluso que el político. Es una urgencia, una exigencia de la sociedad”, sostuvo en entrevista HugoValdemar.
Por su parte, la Confraternidad de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice) deploró que “no todos los poderes de la Unión, los funcionarios o servidores públicos tengan la misma prisa que la sociedad, o que el mismo Presidente, por erradicar la violencia que se ha generalizado en el país”.

El dirigente de la agrupación religiosa, Arturo Farela, se refirió de manera concreta a García Luna y Medina Mora, que “parece que no tienen la misma prisa que la sociedad en la atención y solución de los problemas”.

Mientras, instituciones de educación superior y organizaciones de la sociedad civil informaron que en una evaluación a 10 de los 74 puntos del Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Legalidad y la Justicia, sólo se cumplieron cinco.

Gente de México por la Democracia vuelve hacer enfasis e insiste en que es necesario que Genaro García Luna, titular de la SSP, renuncie inmediatamente a su cargo, ya que su permanencia por las dudas acerca de su confiabilidad ponen en riesgo la estabilidad nacional que queda.