17 de noviembre de 2008

García Luna: El rostro del narco en el Gobierno Federal

Genaro García Luna, titular de la Secretaría de Seguridad Pública, sigue bajo continuas críticas por sus nexos con el narcotráfico. Sin embargo, como ya mencionamos en articulos previos, al ser el consentido de Felipe Calderón, se ha convertido en un funcionario intocable. Pero la impunidad con la que actua no sólo pone en riesgo a la credibilidad de la administración calderonista, sino también a toda la estabilidad nacional.

El circulo más cercano del secretario esta compuesto por funcionarios acusados de nexos con el narcotráfico y de narcotraficantes.

En una carta enviada al Congreso de la Unión, parte de una investigación realizada por agentes inconformes con la unificación policiaca, se asegura que el pasado mes de Octubre un comando fuertemente armado interceptaron al funcionario en la carrtera, desarmaron a su escolta y un capo le advirtió a García Luna: "Este es el primer y último aviso para que sepas que si podemos llegar a ti si no cumples con lo pactado..." Según relata la revista Proceso.

Ismael Zambada García, El Mayo, considerado jefe máximo del cártel de Sinaloa; ha infiltrado y orillado a la corrupción a policias y a las instalaciones responsables del combate al narcotráfico. La SSP, la PGR, la SIEDO entre otras, han sido infiltradas por el crimen organizado, por lo que el combate al narcotráfico por parte del Gobierno Federal se convierte solamente en un teatrito.

Genaro García Luna, claro esta, no queda fuera de estas redes de corrupción y encubrimiento. Ya que se ve envuelto no sólo Zambada García sino también con los Beltrán Leyva. Esto lo demuestra la investigación a la que hicimos referencia previamente. La carta entregada a ambas camaras relata el suceso del mes de Octubre en el Estado de Morelos:

...El pasado 19 de Octubre del año en curso(...) el actual secretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna y su escolta, integrada por aproximadamente 27 elementos, (...) en la carretera Cuernavaca a Tepoztlán fue interceptado o citado por alto capo de las drogas que se acompañaba de un indeterminado número de pistoleros o sicarios en aproximadamente 10 vehiculo Suburban blindados, sin que la escolta del funcionario en mención hiciera nada por protegerlo, al parecer por una orden verbal de éste.

En la carta también se indica que se despojó de sus armas a los escoltas de García Luna.

Genaro García Luna pudo haber hecho creer a sus escoltas que se trató de una amenaza, de un amedrantamiento, pero es muy posible que todo haya estado planeado y en realidad se trató de una cita de negocios.

Asimismo funcionarios de la SSP se han enriquecido grotescamente, funcionarios que ganan 25 mil pesos mensuales han pasado a gastar millones de pesos en automoviles, propiedades, etc de la noche a la mañana. Lo cual es un claro ejemplo de los nexos de funcionarios federales con el crimen organizado.

Genaro García Luna llegó al Gabinete de Felipe Calderón por la simple y llana razón del apadrinamiento de la Familia Slim, llegó a la SSP aún con fuertes críticas de altos mandos del Ejercito que según el nuevo libro de Anabel Hernandez, Los complices del Presidente, enregaron a Juan Camilo Mouriño evidencias sobre el riesgo que representaria para el Gobierno si García Luna llegaba al gabinetede la nueva administración. Sin embargo, gracias a los Slim, Calderón hizo caso omiso de las advertencias.

Sea como sea, Genaro García Luna debe ser removido de su puesto inmediatamente por el bien de la estabilidad institucional de justicia y seguridad pública, pero principalmente por el bien de la ciudadanía. Por la seguridad de todos los mexicanos, García Luna debe dejar su puesto y ser investigado por la PGR por actos ílicitos y hasta por traición a la patria.