4 de noviembre de 2008

Fallece el Secretario de Gobernación

El secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, y un asesor presidencial de temas de seguridad murieron hoy en la caída de una avioneta, ocurrida en una zona de oficinas de Ciudad de México, según versiones preliminares.

Los funcionarios viajaban en el avión que se estrelló en Periférico, en la ciudad de México, confirmó Max Cortázar, vocero de la Presidencia de la República.

Además viajaban José Luis Santiago Vasconcelos, funcionario de la Secretaría de Seguridad Pública.

Juan Camilo Mouriño Terrazo presidió la firma del Acuerdo Estatal por la Seguridad la Justicia y la Legalidad, que tuvo lugar en ese estado y abandonó la entidad a las 17:00 horas.

Cerca de las 19:00 horas se registró la caída de una aeronave en Paseo de la Reforma y Ferrocarril de Cuernavaca. De inmediato comenzaron a circular versiones de que se trataba de un Lear Jet 45 de la Secretaría de Gobernación con matrícula XC-VMC, información que fue confirmada minutos después.

El Lear Jet 45 ya había registrado fallas mecánicas en 2005, pues en noviembre de ese año el entonces secretario de Gobernación, Carlos Abascal, canceló un vuelo a la ciudad de Mérida por un problema en la aeronave que impidió su despegue.

Marcelo Ebrad, jefe de gobierno capitalino, informó que hasta el momento se han localizado ocho cadáveres y se registran 40 lesionados por el percance.

Juan Camilo Mouriño pertenecia al circulo cercano de Felipe Calderón, y que muchos consideraban el candidato del PAN a la Presidencia en 2012.

Felipe Calderón emitió en cadena nacional un mensaje entorno al accidente, en donde dijo que le causó un gran pesar la noticia y que perdió a un gran amigo. La consternación en el rostro de Calderón, era evidente. Su rostro estaba desencajado y sus ojos rojos e hinchados, lo cual es totalmente comprensible, ya que Mouriño era su mano derecha.

Es imposible dejar de pensar, que la caída de la aeronave, fue un atentado ya sea por parte de la Guerrilla harta de las políticas neoliberales que los funcionarios del Gobierno Federal han impulsado o el Narco por razones obvias. Sin embargo aún es pronto para llegar a una conclusión.

Eviamos nuestras condolencias a los familiares de los fallecidos.