21 de noviembre de 2008

Aumenta nuevamente la gasolina

La Secretaria de Hacienda y Crédito Público a cargo del brillante Agustín Carstens, anunció su ajuste número 28 en los precios de la gasolina Magna y del Diesel, por lo que desde el día de mañana, 22 de Noviembre costarán 7.60 y 7.08 pesos el litro respectivamente, mientras la Premium por el momento se mantiene en 9.57 pesos el litro.

La gasolina Magna pasaría desde este sábado 22 de 7.58 a 7.60 pesos, un incremento en su precio de dos centavos.

En el caso de la gasolina Premium, Hacienda decidió mantener su precio sin cambios, por lo que seguirá vendiéndose al público en 9.57 pesos por litro.

A partir del 22 de noviembre, el Diesel pasaría de 7.03 a 7.08 pesos, tras un ajuste de cinco centavos.

La gasolina magna ha aumentado 8.41%, la premium 9.6% y el diesel 19.39%; esto en relación de su costo en diciembre del año retropróximo.

Estos aumentos se han dado de manera indiscriminada, mientras el salario no obtiene ni un aumento digno para que la sociedad mexicana pueda sustentar a su familia.

El Presidente del Empleo, como se autonombró Felipe Calderón, no ha hecho ni lo más mínimo para proteger a la población de México. Simplemente continua protegiendo los intereses de la oligarquía mexicana, del alto grupo de políticos y empresarios que se han repartido el país como si fuera un pastel.

¿Quién es un peligro para México? La campaña sucia realizada por Acción Nacional contra López Obrador durante los comicios presidenciales del 2006, en donde aseguraban que el candidato de la Coalición por el Bien de Todos llevaría a México a una fuerte crisis se ha volteado en contra de los gobernantes del blanquiazul. El PAN, Felipe Calderón y el resto de los funcionarios neoliberales han dejado que la crisis mundial golpeé repetidamente a México sin que ellos hagan absolutamente nada para defender al pueblo mexicano.

Agustín Carstens debe renunciar inmediatamente por su incapacidad, por su política económica primitiva que no hace más que echar en reversa, no sólo a la política económica nacional, sino a la estabilidad de la sociedad.

Felipe Calderón debe asumir la responsabilidad de su política neoliberal que deja en el abandono al pueblo, que deja sin empleo a miles de mexicanos y que mata de hambre a millones de nuestros compatriotas; mientras que los funcionarios y empresarios afines al Partido Acción Nacional se dan la buena vida, basta ver las imagenes de los funcionarios del gabinete.



¡Exigimos repartición equitativa de los recursos!

¡Basta del acaparamiento monetario por parte de la oligarquía mexicana