29 de octubre de 2009

Tal vez haya abusos fiscales: CCE

 El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Armando Paredes Arroyo, refutó las declaraciones del presidente Felipe Calderón en el sentido de las grandes empresas sólo contribuyen con el 1.7 por ciento de impuestos, pero, al mismo tiempo, justificó que algunas no necesariamente generan una tributación porque hacen inversiones y generan empleos.

"Las empresas pagan lo que por ley tienen que pagar, obviamente tienen un régimen fiscal legal. Están dentro del marco de la ley. Las empresas no necesariamente van a estar pagando sobre sus ingresos porque hay que considerar que las empresas que más invierten no necesariamente tienen impuestos por contribuir porque cuando hacen inversiones importantes, se deducen", dijo el dirigente del CCE entrevistado luego de participar en la inauguración del XVI congreso del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce).

El dirigente del máximo organismo cúpula del sector privado calificó como "delicado" que se hagan generalizaciones sobre el tema y se emitan juicios sin saber cuáles son las condiciones de cada empresa.

En clara respuesta a las declaraciones del mandatario federal señaló: "no compartimos su opinión de que las grandes empresas no están contribuyendo. Las empresas sí pagan impuesto".

No obstante, mencionó que "si pudiera darse el caso" de algún grupo o compañía que cometa abusos al respecto, "lo que tiene que hacer la Secretaría de Hacienda es simplemente su tarea de fiscalizar y que pague las consecuencias", indicó.

- ¿Hay desencuentro con el gobierno del presidente Calderón?, se le cuestionó.
- No hay comentarios al respecto.

Paredes Arroyo reiteró el rechazo del sector empresarial al paquete económico para 2010 e insistió en que el gobierno federal debe recortar los gastos pues mencionó que desde hace una década que coincide con las administraciones del PAN el gasto corriente ha crecido 80 por ciento.

Al mismo tiempo desestimó que la iniciativa privada haya perdido la batalla de convencer a los legisladores federales de dar marcha atrás en la aprobación de nuevos impuestos pues destacó que hay división en la fracción del PAN en el Congreso de la Unión y, en toco caso, reiteró que los empresarios recurrirán al amparo si se autoriza.
 
Susana González, enviada, y Mariana Chávez, corresponsal/ La Jornada