20 de octubre de 2009

PRI avala incremento al IVA, ISR y otros gravámenes

La bancada del PRI en la Cámara de Diputados se dividió al aprobar, en una ríspida reunión, una escalada de aumentos a impuestos negociados con la Secretaría de Hacienda: de 15 a 16 por ciento en el IVA –de 11 en la frontera–, gravar con 3 por ciento todas las telecomunicaciones, excepto la telefonía móvil; subir 85 por ciento el impuesto especial a tabacos y 26 por ciento a cervezas, así como imponer una cuota de 3 pesos a cada botella de bebidas alcohólicas.

Además, y contra sus compromisos de campaña de no aumentar impuestos, la dirigencia nacional del PRI, encabezada por Beatriz Paredes y por el gobernador mexiquense, Enrique Peña Nieto, obligó a que la mitad de la diputación votara por medidas como incrementar de 2 a 3 por ciento el gravamen a los depósitos en efectivo de 15 mil pesos en adelante, y aumentar a 30 por ciento la tasa del impuesto sobre la renta (ISR) para personas físicas y morales.

También ajustó el déficit fiscal a 0.75 por ciento, y acordó apreciar a 59 dólares el precio de barril de petróleo crudo de exportación.

El PRI aplazó cuatro días su reunión plenaria, y ayer finalmente tuvo su enfrentamiento interno. La propuesta del gobierno federal de incrementar el IVA, para sustituir el desechado 2 por ciento al consumo generalizado, polarizó a los priístas, que contra su costumbre debatieron durante siete horas su futuro electoral en 2012, que para muchos está en riesgo por los aumentos, que constituyen un golpe a sus votantes.

A mediodía, la plenaria priísta comenzó en el salón Verde de la Cámara de Diputados con 180 de sus 237 integrantes. Conducidos por Francisco Rojas Gutiérrez, quien cedió la palabra a todo el que quiso, la asamblea se enfocó en el IVA y sus repercusiones, porque desde 1997 el PRI, cuando la roqueseñal, perdió su histórica mayoría en la Cámara al aprobar la propuesta de Ernesto Zedillo de subir de 12 a 15 por ciento ese gravamen.

Desde el principio, un grupo de diputados –entre ellos María Esther Sherman, Isaías González, Óscar García, Jenny de los Reyes, María de Jesús Aguirre, Rubén Moreira, Rosalinda Mazari Espín, Hilaria Domínguez, Manuel Ignacio Acosta, Miguel Ernesto Pompa y María Isabel Pérez– alertó del riesgo de perder la elección presidencial de 2012, para la que Peña Nieto y Paredes Rangel trabajan ya su candidatura.

Sobre todo preguntaron a la cúpula y al grupo económico una fórmula para salir, desde hoy, a explicar a los ciudadanos el nuevo golpe a su economía. Isabel Pérez, del distrito de Zongolica, Veracruz, exclamó, mientras con ambas manos se apretaba el rostro: “¡Tienen que pensar en los pobres! ¿Qué les voy a decir a mis indígenas?”

El diputado sinaloense Miguel Ángel García Granados presentó un video en el que Felipe Calderón Hinojosa prometió, en campaña, no aumentar impuestos y no afectar a las pequeñas y medianas empresas.

Reprochó: “hace una semana felicité al grupo económico por la forma tan certera de buscar mejores propuestas. Pero hoy debo decir que me da vergüenza, ¡que me da pena! Porque éste es un planteamiento entreguista, sin ninguna sensibilidad. Yo me quedo con los que dieron su palabra y la quieren cumplir”.

Al concluir la proyección del espot de Calderón, mostró un cuadernillo con las promesas de campaña del PRI, de suprimir el impuesto empresarial a tasa única, el gravamen a los depósitos en efectivo, bajar el ISR y no aumentar el IVA, y agregó: “a esto le llamo yo la mayor hipocresía del mundo, y lo peor es que lo estamos avalando”.

Hilaria Domínguez reclamó: “ustedes los diputados del grupo económico los veo más como funcionarios del gobierno de Calderón que como diputados de un partido opositor, haciéndole el trabajo a Calderón y al PAN”.

El líder de la CNC, Cruz López, calificó inicialmente al gobierno de Calderón de ineficiente, corrupto y que no sabe trabajar para el país. Luego, por órdenes de Paredes Rangel, se le ofreció que parte de lo recaudado por el IVA se trasladaría al Programa Especial Concurrente y a Procampo. López preguntó si eso estaba garantizado. Óscar Levín le respondió: “le doy mi palabra de honor que sí”. Y el cenecista votó en favor.

Entonces, María Esther Sherman la emprendió contra la propuesta de aumentar el IVA y aseguró que este martes, en la sesión ordinaria, presentará un voto particular contra el ajuste al gravamen.

“Si aprobamos el incremento del IVA, olvidémonos de ser actores en la elección de 2012. Seremos un mudo testigo de la competencia de otros, porque nosotros no estaremos en la competencia… No se distingue el PAN por su eficacia, pero sí por su estrategia. Nos puso de cabeza frente a 2012. ¡Vamos a perder!”

La diputada alertó que nadie le perdonará al PRI la mentira y el engaño: “porque hubo muchos espots, y veo aquí compañeros que decían en esos mensajes que no habría impuestos. ¡Nadie nos va a perdonar que les golpeemos la mesa, ya de por sí frugal”.

La maquinaria de defensa del impuesto, que conducía el ex procurador mexiquense Alfonso Navarrete Prida, se negó a la solicitud de Sherman de que la votación del aumento se hiciera por cédula. Con ello evitó que la mayoría votara en contra.

Inclusive elevó el tono y defendió: “ésta es la mejor alternativa posible, no podemos poner al país en riesgo de una calificación internacional negativa…”

Desde las curules del salón Verde se escucharon gritos: “¿y eso qué es, qué es?” Y la interrupción fue tal que ya no pudo continuar.

Mazari Espín, la única diputada del PRI por Morelos, quien ganó por mayoría su cargo, reclamó la decisión de la cúpula priísta: “si aumentamos el IVA, en el 2012 nos van a hacer pedazos. Les pido sensibilidad para lo que quiere la gente, porque hubo compañeros aquí que hasta firmaron ante notario público no subir impuestos”.

Rubén Moreira, coordinador de los diputados de Coahuila, preguntó a sus compañeros: “¿qué les digo a los electores? Si todavía apenas la semana pasada, en el cierre de campaña, les prometí que no habría aumento de impuestos. ¡Si por eso ganamos ayer la elección! ¿Qué les digo?”

Una vez que se concretó la autorización priísta de los impuestos en cascada, el coordinador del PT, Pedro Vázquez, remató: “esto se le va a revertir al PRI, porque muchos de ellos hicieron promesas de campaña que les redituaron en votos en julio”.

Roberto Garduño y Enrique Méndez/La Jornada