12 de noviembre de 2009

UNAM: desconoce Ortuño la realidad educativa nacional

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) externó su "preocupación" por las afirmaciones de la presidenta de la Comisión de Educación del Senado, María Teresa Ortuño, en torno a que las instituciones públicas de educación superior deben apretarse el cinturón en materia presupuestal.

Esto "sólo muestra su absoluto desconocimiento de la realidad educativa nacional", indicó la institución en un comunicado y manifestó su extrañamiento por el aval implícito del secretario de Educación, Alonso Lujambio, a lo dicho por la legisladora panista.

El martes, durante una entrega de reconocimientos a institutos tecnológicos, la legisladora del PAN criticó que los rectores de universidades públicas demanden más recursos. En una réplica a la petición del director del Instituto Politécnico Nacional, Enrique Villa Rivera, de evitar la caída del presupuesto educativo, Ortuño aseveró que no le "vinieran con la demagogia de que nadie se puede apretar el cinturón porque quiera hay grasita". En ese mismo foro, Lujambio señaló que gente como la senadora "prestigia la política".

En respuesta, la máxima casa de estudios señaló que las declaraciones son "lamentables", pues aprueban la disminución de recursos a instituciones públicas.

La UNAM criticó el que el titular de la SEP afirme que Ortuño "prestigia la política". Recordó que los dichos contrastan con los señalamientos, públicos y privados de la coordinadora del PAN en la Cámara de Diputados, Josefina Vázquez Mota, de no permitir un recorte presupuestal al sector.

La posición de Ortuño resulta aún más preocupante porque se presenta cuando los diputados elaboran el Presupuesto de Egresos de la Federación, subrayó la institución, y reiteró "respetuosamente" a los legisladores la necesidad de aprobar más recursos para el sector, "estratégico para la vida y el futuro de México.

"En repetidas ocasiones hemos señalado que el presupuesto destinado a las universidades públicas debe crecer. El monto por alumno en nuestro país es de sólo la mitad del que se ejerce en Brasil o España y menor en 75 por ciento al de Estados Unidos", aseveró la UNAM.
 

El año pasado, la 60 Legislatura aprobó un presupuesto de casi 79 mil millones de pesos para educación superior; sin embargo, por la crisis se redujo uno por ciento para el último cuatrimestre de 2009. Para el próximo año, Felipe Calderón propuso un recorte de 6 mil 200 millones de pesos, esto es, poco más de 72 mil millones, lo cual de aprobarse afectaría a las universidades.

Senadores de PRD, PRI y PT deploraron las afirmaciones de la presidenta de la Comisión de Educación y coincidieron en que muestra total "ignorancia y frivolidad" respecto a ese grave problema.

Pablo Gómez, del PRD, consideró que "es parte de la picardía política" y por ello "no hay que tomarla en serio". Otro perredista, Francisco Castellón, ex rector de la Universidad de Nayarit, consideró que lo expresado por Ortuño y el tono burlón con el que se dirigió al director del IPN "es una muestra de lo que piensa el PAN y la ultraderecha sobre la educación superior en el país".

Castellón, quien preside la Comisión de Ciencia y Tecnología, subrayó que la senadora Ortuño en una ocasión propuso que los militares sustituyeran a los maestros en las aulas, cuando éstos realizan paros laborales.

El priísta Heladio Ramírez advirtió que todos los legisladores deben pelear por mayor financiamiento a la educación, en lugar de ofender a los rectores y directivos de las instituciones de enseñanza superior.

El coordinador del PT en el Senado, Ricardo Monreal, pidió al PAN que aclare si lo dicho por Ortuño es la postura del partido y lamentó que Lujambio aplauda las "frívolas" afirmaciones.

El recorte del presupuesto a las instituciones de enseñanza superior es "una maniobra perniciosa" que viene desde la época de Fox, lo cual ha propiciado uno de los más graves problemas sociales y económicos: el no crecimiento de la matrícula universitaria, advirtió Pablo Gómez. Dijo que es uno de los factores que impiden el desarrollo del país, pero esto "lo ignora Ortuño".

Andrea Becerril y Emir Olivares/La Jornada