4 de noviembre de 2009

PAN en el Senado vuelve a dividirse por la Ley de Derechos, García Cervantes podría dejar la bancada

La bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado volvió a dividirse ayer y los legisladores del blanquiazul se confrontaron por la definición de la postura que el grupo asumirá en torno al artículo 244-E, de la Ley Federal de Derechos, uno de los que la Cámara de Diputados regresó a Xicoténcatl.

De nueva cuenta, el coordinador Gustavo Madero fue citado a la Secretaría de Gobernación, ante el temor en el gobierno federal de una mayor fractura y del riesgo de que el senador Ricardo García Cervantes pudiera dejar la bancada panista.

El choque entre los legisladores blanquiazules se dio ayer al discutir la minuta de la Ley Federal de Derechos, que la Cámara de Diputados modificó la madrugada del domingo en San Lázaro, para reintegrar a ese ordenamiento la exención del pago de impuestos durante dos años a las empresas que obtengan la concesión para dar el servicio llamado triple play, a través de telefonía móvil.

La mayoría de los senadores de AN, junto con el Partido de la Revolución Democrática (PRD), habían eliminado esa exención la madrugada del sábado y por ello ayer, durante una reunión privada en la Torre Azul, llovieron los cuestionamientos a la actuación de la coordinadora de los diputados panistas, Josefina Vázquez Mota, y del dirigente nacional de ese partido, César Nava, a quienes acusaron de ceder a las presiones priístas para votar en sentido contrario a sus compañeros de Xicoténcatl.

De acuerdo con versiones de por lo menos ocho senadores asistentes a la encerrona, hubo muchas voces críticas, entre ellas las de Santiago Creel, Jorge Ocejo y Ricardo García Cervantes, quienes advirtieron que deben mantener la postura inicial y volver a enmendar la plana a los diputados para impedir más privilegios fiscales a las grandes empresas. Sin embargo, no hubo acuerdo, ya que muchos de los que votaron en ese sentido ayer ya no estaban tan seguros.

No es válido cambiar votos por cuestiones políticas

García Cervantes, quien tiene una larga trayectoria parlamentaria en Acción Nacional, insistió en que el PAN es un partido de principios y de democracia, en el que no es válido cambiar votos por cuestiones políticas. Dijo que si ya no iban a actuar como una bancada unida, cada quien "va a ser senador independiente".

Esa frase fue interpretada como el anuncio de una posible salida de García Cervantes, aunque en entrevista posterior no quiso aludir al tema. "No revelo discusiones internas", dijo.

En entrevista, Santiago Creel dijo que el tema aún se está discutiendo en el grupo parlamentario, aunque una de las alternativas "más probables" es que se ratifique el voto del sábado, "pero no es algo que todavía hayamos convenido como grupo".

Creel Miranda dijo que él no ha recibido presiones para cambiar su voto. "No sé si otros compañeros, habría que preguntarles a ellos". Sus declaraciones era seguidas muy de cerca por una empleada de Javier Tejado Dondé, funcionario de Televisa, la que se trató de mezclar con los reporteros.

El presidente de la Comisión de Hacienda, el panista José Isabel Trejo, dijo que su bancada se volverá a reunir hoy por la mañana, a fin de buscar llegar con una postura unida por la tarde en que se dictaminarán las cuatro minutas que les regresó la Cámara de Diputados, entre ellas la 244-E de la Ley Federal de Derechos.

Por separado, el coordinador de los senadores del PRD, Carlos Navarrete Ruiz, dijo que su grupo mantendrá la determinación de eliminar esa exención, que es una muestra de cómo se ahonda en los regímenes y tratos especiales "para unos cuantos" a costa del sacrificio de la mayoría, a la que se obliga a pagar impuestos".

Finalmente, el priísta sonorense Manlio Fabio Beltrones Rivera expuso que la bancada del partido tricolor se allanará a la decisión tomada por la Cámara de Diputados.

 

La Jornada