20 de noviembre de 2009

Academicos y y miembros del poder judicial en las ternas para sustituir a Gongora y Azuela

El presidente Felipe Calderón envió ayer al Senado las dos ternas para elegir a los sustitutos de los ministros Mariano Azuela y Genaro Góngora Pimentel en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). La primera está integrada por miembros del Poder Judicial y la segunda por litigantes y académicos.

Para ocupar el cargo que dejará Azuela, el Ejecutivo propone a Luis María Aguilar Morales, María Luisa Martínez Delgadillo y Jorge Mario Pardo Rebolledo, los tres, magistrados de circuito.

Los candidatos para remplazar a Góngora –cuyo periodo está a punto de concluir– son Jorge Carlos Adame Goddard, Eduardo Ferrer Mac Gregor Poisot y Arturo Fernando Zaldívar Lelo de Larrea. Tienen en común ser juristas y profesores universitarios.

Casi al final de la sesión, la propuesta de Calderón fue recibida ayer en Xicoténcatl y turnada a la Comisión de Justicia. El presidente de ese organismo, el panista Alejandro González Alcocer, informó que en breve se citará a comparecer a los seis aspirantes, a fin de que en aproximadamente dos semanas en el pleno se voten los nombramientos.

A su juicio, la conformación de las dos ternas –donde no hay una tendencia partidista– "facilitará el camino" a los legisladores para elegir a los dos ministros, "sin cuotas de grupo".

El presidente en funciones del Senado, el panista Ricardo García Cervantes, había turnado también el asunto a la Comisión de Estudios Legislativos, pero cambió su decisión a propuesta del perredista Pablo Gómez, quien advirtió que se trata de un trámite constitucional, no de una iniciativa, por lo que sólo corresponde a la Comisión de Justicia.

Gómez Álvarez bromeó ayer cuando se dieron a conocer las ternas, sobre todo cuando escuchó el nombre de Eduardo Ferrer Mac Gregor, el nombre del juez que en 1968 lo condenó a 16 años de prisión por haber participado en el movimiento estudiantil.

"Debe tratarse de su hijo", comentó el perredista, aunque fuentes judiciales confirmaron que no es hijo del citado juez. Ferrer fue secretario de Estudio y Cuenta del ministro Sergio Aguirre Anguiano, después fue encargado del área jurídica de la SCJN y posteriormente se dio de baja en el Poder Judicial Federal para integrarse al Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

Otro de los comentarios que ayer surgieron en el Senado es que Zaldívar Lelo de Larrrea fue profesor de Felipe Calderón en la Escuela Libre de Derecho y que en su currículo figura haber representado a los bancos rescatados durante uno de sus litigios con el IPAB.

Junto con Ferrer Mac Gregor coordinó la obra La ciencia del derecho procesal constitucional, estudios en homenaje a Héctor Fix Zamudio en sus 50 años como investigador del derecho (obra de 12 tomos, la cual contiene ensayos de 400 juristas de 37 nacionalidades, publicada en 12 países).

En cuanto a los tres magistrados nominados: Luis María Aguilar fue secretario de la presidencia de la SCJN cuando José Vicente Aguinaco Alemán presidió el máximo tribunal –de 1995 a 1999–, después regresó a ser magistrado especializado en asuntos administrativos y en 2004 fue designado consejero de la Judicatura Federal, cargo que concluye el próximo 30 de noviembre. En medios judiciales se afirma que es el candidato del secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, de quien es pariente.

La magistrada Martínez Delgadillo está especializada en el tema penal y tiene buena reputación en la Judicatura Federal.

En tanto, Pardo Rebolledo actualmente es funcionario del Consejo de la Judicatura Federal y apenas hace unos días se quedó en la orilla en su aspiración de ser consejero, precisamente en sustitución de Aguilar.

Sobre las dos ternas presentadas por el Ejecutivo habló ayer el constitucionalista Elisur Arteaga Nava, profesor de esa materia en la Escuela Libre de Derecho (ELD).

Respecto a la lista integrada por funcionarios del Poder Judicial Federal, "puedo decir que fue una buena elección; los tres han hecho carrera judicial desde hace tres décadas. Cualquiera de ellos sería buen elemento en la Corte".

De la otra terna, el constitucionalista expuso: "Jorge Adame Goddard (egresado de la ELD) es un historiador y académico que no tiene nada qué hacer en la Corte. Estoy seguro que nunca ha llevado una controversia constitucional o una demanda de amparo, además de que es un hombre extremadamente conservador y un fanático del Opus Dei".

Agregó que Eduardo Ferrer Mac Gregor, el otro integrante de la segunda lista, "también es un investigador de tiempo completo del IIJ que ha trabajado en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pero no haciendo cuestiones jurídicas, sino más bien de corte académico o de apoyo a la biblioteca, ordenando libros, pues; jamás ha litigado un juicio ni conoce de materia constitucional".

Sobre la inclusión en una de las listas del connotado abogado Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, quien es contemporáneo del presidente Felipe Calderón (ambos estudiaron en la ELD), Elisur Arteaga fue escueto: "Sólo diría que Zaldívar es un experto en derecho constitucional y uno de los mejores amparistas de México".

La Jornada