26 de noviembre de 2009

Alto gasto en seguridad federal con escasos resultados: Ebrard

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, criticó hoy la metodología que se sigue para evaluar la problemática de seguridad pública por estados y cuestionó el hecho de que los grandes fondos financieros para seguridad, especialmente los destinados al ámbito federal, no hayan reducido los índices de criminalidad a nivel nacional.

"De cada programa, de cada acción, tiene que haber una evaluación específica; también de lo que se invierte, cuánto y en qué, porque en los últimos años ha habido un incremento muy relevante de los fondos en materia de seguridad, pero tenemos índices de violencia muy altos en el nivel nacional", dijo ante el Consejo de Nacional de Seguridad Pública.

Ebrard también cuestionó la concentración de la inversión nacional para seguridad en las instancias federales.

Dado lo anterior, el mandatario pidió que todos los estados del país, incluido el Distrito Federal, participen en un sistema de evaluación transparente que evalúe lo que hacen las entidades en materia de seguridad, pero también al gobierno federal.

Dijo esperar que este sistema de evaluación quede aprobado en la próxima sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública y pueda iniciar sus trabajos en el primer semestre del 2010.

Ebrard no fue el único que cuestionó la Sexta Encuesta Nacional Sobre Inseguridad del Instituto Ciudadano de Estudios sobre la Inseguridad (ICESI), cuyos resultados fueron presentados en esta reunión del Consejo.

De su lado, José Reyes Baeza, gobernador de Chihuahua, hizo una invitación a presentar en la siguiente reunión los resultados por entidad en materia de seguridad.

El gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, se sumó a las críticas sobre el sistema de evaluación sobre los resultados de las políticas de seguridad pública. También el jefe del Ejecutivo mexiquense se sumó a los cuestionamientos sobre la metodología.

En torno a estas opiniones, el presidente Calderón dijo que se tomarán medidas para establecer un método que inspire más confianza para todos los niveles de gobierno. "Me parece que esos métodos pueden ser y deben ser a la vez tanto internos como externos, y mientras más externos y más objetivos a nosotros mismos, pues mejor", aseveró.

Añadió que comprende la necesidad "de que tal evaluación y la metodología pertinente sea revisada", y aseguró que ya ha sido revisada en diversas ocasiones.
 
La Jornada