17 de septiembre de 2009

Marcelo Ebrard presenta su Tercer Informe de Gobierno

Al rendir su tercer informe de Gobierno, Marcelo Ebrard criticó la política económica impulsada por la administración federal, sobre todo al proyecto anunciado en materia fiscal para el próximo año, ya que sólo profundiza la recesión: “Va en sentido contrario a lo que demanda la realidad; en lugar de estimular el crecimiento sus efectos serán contrarios a los objetivos de empleo, crecimiento y equidad que nos hemos propuesto en la capital”.

Luego de escuchar los posicionamientos de las fracciones partidistas que conforman la Asamblea legislativa del Distrito Federal, el Ejecutivo local destacó varios puntos de su labor en el último año, principalmente la estrategia implementada para detener la propagación del virus de la influenza -y sus efectos económicos-, y obras como el mantenimiento al Emisor Poniente y el inicio de la construcción de la Línea 12 del Metro.

Con relación al tema económico, dijo que si bien a nivel global se atravesó por una situación de recesión económica, el país resiente no sólo los efectos de ello, sino que son resultado del fracaso de las estrategias aplicadas.

Ejemplo de ello, mencionó, es que en los dos últimos años se ha dado un significativo retroceso en el nivel de vida de la población y un debilitamiento en el sistema de seguridad social. Agregó que el crecimiento de menos 8.5 por ciento del producto interno bruto del país es indicador de que la economía nacional es la peor de toda América Latina que, en conjunto será de 1.9 por ciento.

Este estancamiento, indicó, es el obstáculo principal para la prosperidad, el futuro de la ciudad y el cambio social. Sin embargo, dijo, su administración continuará respaldando políticas públicas en favor de los capitalinos bajo la óptica de una ciudad libertaria y tolerante.

Asimismo, el jefe de Gobierno llamó a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal a trabajar de manera conjunta y trascender al ámbito Federal y al Congreso de la Unión, a fin de lograr cambios de fondo que permitan revertir la actual política pública, bajo un esquema de honestidad en lo que se propone, protección para la mayoría de la población y visión más allá de lo inmediato.

El mandatario advirtió que es un grave error encaminar al país a una recesión prolongada y a políticas de alto costo social, por lo que exhortó a todos los diputados que integran la V Legislatura de la ALDF a no permitirlo..

En ese contexto invitó a los 66 diputados electos que conforman la quinta ALDF a trabajar juntos para modificar de raíz la regulación de la actividad económica en la ciudad a fin de proteger y ampliar los derechos sociales, culminar las transformaciones en materia de tecnología e infraestructura para la seguridad, para acelerar el Plan Verde, el uso de energía y manejo de agua, entre otros temas.

En otra parte de su discurso, Ebrard Casaubon, aseveró que su gobierno dará la batalla en el ámbito Federal y en el Congreso de la Unión, para revertir la política pública de la última década en contra de la ciudad, así como para promover cambios sustantivos en las estrategias de desarrollo que mantiene el Gobierno Federal.

“Los cambios de fondo son urgentes, quizá más que nunca, pero no habrá tales cambios si se propone gato por liebre. Un acuerdo serio, de la dimensión de lo que el país y la ciudad requieren, pasa necesariamente por otra ruta: honestidad en lo que se propone, protección a la mayoría de la población y visión más allá de lo inmediato”, puntualizó.

Aseguró que el estancamiento de la economía nacional y el fracaso de las políticas de desarrollo aplicadas a nivel federal hasta ahora, constituyen, hoy por hoy, el principal obstáculo para la prosperidad y futuro de la ciudad de México, de su economía y su cambio social.

Tras advertir que con ello no pretende eludir las responsabilidades que corresponden a su administración, Ebrard Casaubon puntualizó que México y la ciudad, requieren actuar de inmediato para cambiar la agenda y la visión limitada y agotada que sigue precediendo las políticas públicas nacionales.

Muestra de ello, dijo, es el reciente paquete económico para el 2010 que presentó el Gobierno Federal al Congreso de la Unión, el cual profundizará la recesión y aumentará los efectos regresivos de la política fiscal y de precios y tarifas

Sostuvo que este paquete económico va en sentido contrario a lo que exige la realidad, ya que en lugar de estimular el crecimiento, aumentar la liquidez y proteger la precaria situación de la mayoría de los mexicanos que enfrentan desempleo y una importante caída en su nivel de vida, se opta por ahondar el periodo de recesión.

Aseguró que a pesar de todo esto, el Gobierno de la ciudad no ha variado el rumbo ni aflojado el paso, se ha mantenido el ritmo de gasto en la inversión pública y se han ampliado los programas sociales, aún cuando se cuenta con mucho menos recursos.

Recordó que sumado a la crisis económica y el evidente desgaste del modelo económico aplicado en las políticas nacionales, en el periodo correspondiente a su Tercer Informe de Gobierno se registraron en la capital eventos tan inesperados como el brote de Influenza AH1N1 y una sequía coincidente con intensas lluvias que han golpeado al Distrito Federal.

No obstante, apuntó, la ciudad de México y sus habitantes han mostrado una vez más su grandeza y determinación y “porque es considerada la ciudad de ciudades en las Américas”.

La Jornada