2 de septiembre de 2009

Da Calderón mensaje en Palacio Nacional por Tercer Informe

El presidente Felipe Calderón reconoció este miércoles, durante el mensaje alusivo a su Tercer Informe de Gobierno, que “lo logrado es claramente insuficiente” y que a este ritmo “tomaría muchos años o quizá décadas el poder vislumbrar en hechos concretos el México que queremos”.

En Palacio Nacional, ante cerca de mil 400 invitados, el mandatario dijo que éste ha sido un año particularmente difícil para los mexicanos, sin embargo, aseguró que “el país permanece fuerte y con rumbo”, pues “más que arredrarnos ante la adversidad, le hemos hecho frente al máximo de nuestras capacidades y limitaciones, gracias a la solidez de las instituciones mexicanas”.

Por ello, hizo un llamado a quienes tienen responsabilidades públicas, a pasar de la lógica de los cambios posibles a la lógica de los cambios de fondo que permitan romper las inercias.

"Es la hora de cambiar y cambiar a fondo, y cambiar a fondo significa no sólo realizar los pequeños pasos en la medida en que las comprensibles resistencias sean capaces de soportar, sino verdaderamente asumir las reformas y las transformaciones que México necesita.

"En esencia -continuó-, lo que propongo es pasar de la lógica de los cambios posibles, limitado siempre por los cálculos políticos de los actores a la lógica de los cambios de fondo, que nos permitan romper las inercias y construir en verdad nuestro futuro".

Ante gobernadores, alcaldes, dirigentes de partidos políticos, legisladores, presidentes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Tribunal Electoral, así como miembros de su gabinete, Calderón Hinojosa comenzó su mensaje haciendo referencia a los graves desafíos que ha enfrentado su administración, entre ellos, la crisis económica, el surgimiento de la pandemia de la influenza, el crecimiento del crimen organizado, la caída en la producción y precios del petróleo, así como la sequía que afecta al país.

Esos “desafíos históricos”, problemas que pudieron haber puesto en riesgo la viabilidad de otros países, no han minado la vida institucional de México, expresó Calderón Hinojosa, y agregó que su gobierno no sólo les ha hecho frente, sino que no ha descuidado su responsabilidad de llevar a México hacia el desarrollo sustentable.

Durante el acto, el mandatario estuvo flanqueado por el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Francisco Ramírez Acuña; por el vicepresidente del Senado, Ricardo García Cervantes, y por el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Guillermo Ortiz Mayagoitia.

El mandatario saludó a los gobernadores de todo el país, con excepción del michoacano Leonel Godoy, ausente en el acto, y Marcelo Ebrard, quien arribó después del titular del Ejecutivo Federal y se retiro antes del final.

En primera fila se encontraban los empresarios Carlos Slim, Roberto González Barrera, así como los líderes del PRI, Beatriz Paredes; del PAN, César Nava, y del PVEM, Jorge Emilio González, entre otros.

La Jornada