12 de diciembre de 2009

Comunicado: Fallo en contra del amparo interpuesto por el SME

Gente de México por la Democracia por medio de su Comisión Permanente para el periodo de receso Diciembre - Enero, emite el siguiente comunicado entorno al fallo de la Jueza Guillermina Coutiño entorno al amparo promovido por el Sindicato Mexicano de Electricisitas (SME) en contra de la extinción de Luz y Fuerza del Centro.

GMD mantiene la posición externada en Octubre pasado cuando por medio de un Decreto del Ejecutivo Federal se extinguio el organismo descentralizado LyFC. GMD respalda el Decreto del Ejecutivo Federal ya que es apegado a las leyes correspondientes y a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

En la fundamentación del Decreto, el Presidente detalla claramente los artículos de las leyes por las cuales esta facultado a extinguir el organismo descentralizado LyFC. La Ley Federal de las Entidades Paraestatales marca claramente en su artículo 16:


Cuando algún organismo descentralizado creado por el Ejecutivo deje de cumplir sus
fines u objeto o su funcionamiento no resulte ya conveniente desde el punto de vista de la economía nacional o del interés público, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, atendiendo la opinión de la Dependencia Coordinadora del Sector que corresponda, propondrá al Ejecutivo Federal la disolución, liquidación o extinción de aquél. Asimismo podrá proponer su fusión, cuando su actividad combinada redunde en un incremento de eficiencia y productividad.


El artículo 16 de dicha Ley es la piedra angular del Decreto del Ejecutvio Federal ya que fue el 4 de Febrero de 1994 cuando el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari emitió un Decreto en donde se crea Luz y Fuerza del Centro como un organismos descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propio.

Y aún cuando la injerencia del Poder Legislativo fuera imperante, la jueza Coutiño en su fallo recalca que: al emitir esta normatividad (el Legislativo) no estaba obligado a establecer un procedimiento en que se escuche en su defensa a los empleados del organismo público que se pretende desincorporar por extinción".

Agregó que la extinción de una entidad "no tiene como finalidad directa e inmediata privarles de su fuente de empleo, sino que se trata de un medio para evitar que siga funcionando una entidad pública que no cumple de manera eficiente con el objetivo de interés público y social para el que fue creada".

Además, recalcó que "los empleados no tienen derecho a que un organismo descentralizado cuya operación no beneficia a la población y perjudica las finanzas públicas siga subsistiendo, con el propósito de que conserven la fuente de su empleo".

Asimismo, la impartidora de justicia expuso que se negó el amparo al SME en contra del decreto que extinguió LFC, debido a que se deben ponderar los derechos colectivos sobre los particulares.

El fallo demuestra la legalidad del Decreto, la paraestatal ya no era funcional y no demostraba un beneficio adecuado a la Nación. Estamos totalmente de acuerdo en que el Ejecutivo tiene que aceptar su responsabilidad en la mala administración del ahora extinto organismo, pero asimismo la corrupción imperante en las cúpulas sindicales y de gran número de trabajadores fue lo que llevó a tomar esta decisión por parte del Ejecutivo con el resplado de un amplio número de sectores empresariales, sociales y políticos que le hicimos saber al Presidente nuestro beneplacito por la medida tomada.

Debe comprenderse que la decisión tomada no es de caracter fascitas o autoritaria, sino que ve por un bien mayor, un bien común. Asimismo sabemos que el trasfondo es combatir fuertemente el monopolio de telecomunicaciones en manos del Ing. Carlos Slim, esto por medio de la instalación de fibra óptica y del llamado triple play; por estas razones vemos que quienes apoyan sin dar marcha atras al SME son los sindicatos cercanos al magnate mexicano, como el sindicato de telefonistas quienes cinicamente han mostrado pancartas en sus marchas exigiendo que se otorgue el manejo del triple play a Telmex; o el STUNAM, en donde el equipo de la universidad, Pumas, recibe millonarias donaciones de la misma empresa.

Los líderes sindicales, desconocidos por cierto por fraude en sus elecciones internas, no buscan el bien de los trabajadores, buscan su propio beneficio economico como siempre; les pedimos a los extrabajadores abrir los ojos y percatarse que sus pseudo lideres no los llevan por el camino correcto, es inviable combatir el Decreto de extinción de LyFC.