3 de diciembre de 2009

3 años de Gobierno: Logros y Fracasos

En días pasados se cumplieron tres años del Gobierno de Felipe Calderón, paralelamente también del Gobierno Legítimo de Andrés Manuel López Obrador. Tres años han transcurrido desde aquellas competidas elecciones plagadas de irregularidades que pusieron al país al borde de un estallido social, tres años de aquella conflictuosa ceremonia de toma de protesta de Calderón en el Palacio Legislativo de San Lázaro, tres años de aquel emotivo evento en donde López Obrador asumió la Presidencia Legítima.
 
Hoy el país sigue al borde del estallido social, el Gobierno de Felipe Calderón sigue plagado de conflictos y el Gobierno de López Obrador se encuentra estancadoen el 2006. La pregunta que nos debemos hacer es ¿que logros y que fracasos hay a mitad del sexenio?
 
Elaborar este documento no es facil, y ciertamente las criticas de todos los sectores lloverán en esta revisión de tres años.
 
Recien estrenado en Los Pinos, Felipe Calderón anunció una guerra frontal al narcotráfico. Inició con el famoso Operativo Conjunto Michoacán, estado natal del presidente; sin embargo hoy más que nunca estamos frente a un caos en materia de seguridad pública e incluso de seguridad nacional. Todo inicia con el nombramiento de Genaro García Luna al frente de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, un hombre al que diversos sectores han acusado de proteger a narcotraficantes, secuestradores y diversos delincuentes; los mismos militares desconfian de este personaje y no se diga la ciudadanía.
 
Genaro García Luna, siniestro personaje experto en montajes para los medios televisivos, ha puesto en riesgo las relaciones bilaterelas de México con Francia en el caso de Florence Cassez, cuyo caso se encuentra tan plagado de inconsistencias más el montaje realizado para los medios de comunicación que han puesto en evidencia las enormes fallas de nuestro sistema de seguridad y de procuración de justicia, aparte existe una gran posibilidad de Cassez sea inocente que podría llevar a un conflicto México-Francia.
 
Los resultados en materia de seguridad son pobres, aunque el Gobierno haga alarde de una gran cantidad de objetivos cumplidos y delincuentes detenidos. Sin embargo lo que no mencionan es fundamental para percatarse del fracaso de la "guerra" contra el narcotráfico. Según datos oficiales que se pueden revisar en el Tecer Informe de Gobierno así como en sitios pertenecientes a la PGR y a la SSP, se han detenido a 266, 525 narcotraficantes, sin embargo de esta cifra solo 58, 793 han sido consigandos al Ministerio Público, de los cuales sólo 37, 092 han sido sentenciados; es decir 207, 732 han sido liberados nuevamente.
 
El decomiso de droga se ha centrado en la marihuana, que por ser una droga con un costo tan bajo, poco afecta a las finanzas del narcotráfico. En el tema del secuestro, las cifras se han disparado desde el inicio de la administración de Felipe Calderón, el número de victimas liberadas que se encontraban secuestradas en el ultimo año descendió mas del 50% en comparación al año retropróximo.
 
En materia de economia no hace falta decir nada, todo está dicho. La respuesta de México fue la peor ante la crisis, esto es algo que no decimos nosotros, es algo que han dicho expertos incluso premios nobel de economia a quienes con "gran responsabilidad egocentrista" el Gobierno mandó callar. Las oportunidades para mejorar en México no existen, dificilmente se puede aspirar a algo mejor en este país, lo cual es desastrozo, por decir lo menos. El precio de los alimentos básicos está por los cielos, el salario mínimo todo lo contrario, y un acontecimiento francamente grotesco, la Cámara de Diputados aprobó aumentar los impuestos para repartirse el botín en los estdos y estar listos para la caceria de la Silla Presidencial en 2012.
 
Fracaso tras fracaso ha significado en su mayoría el gobierno calderonista. No es hasta ahora cuando Calderón argumenta su plan concreto de trabajo (El decalogo lanzado en su Tercer Informe) tres años tardó en darse cuenta de cuales eran las necesidades y urgencias del país. Falta, claro, que se concreten.
 
Por el otro lado tenemos al Gobierno Legítimo de Andrés Manuel López Obrador, un movimiento que nació del hartazgo de gran parte de la sociedad y que vió en Andrés Manuel una oportunidad de cambio, de mantener un equilibrio concreto tras la ratificación del TEPJF de triunfo de Calderón en las urnas. Es ejemplo claro de la democracia un sistema opositor que brinde el equilibrio necesario al país de las acciones de Gobierno. La LX Legislatura del Congreso de la Unión fue claro ejemplo de ello, la oposición en el Senado ha sido fuerte aunque ha sido rebasada por las fuerzas mayoritarias, la oposición en la Cámara de Diputados durante la LX legislatura también fue digna de recordarse. Pero hoy la Cámara de Diputados es un fracaso total.
 
El movimiento de López Obrador debió representar algo más, representar al pueblo de México, eso debió hacer; pero la sed de poder, el resentimiento cegó al líder que pudo llevarnos al cambio y el movimiento se estancó, se paralizó. ¿Logros del Gobierno Legítimo? Hablando en terminos concretos, son pocos. El país no va a cambiar con marchas y mitines, el país no va a cambiar lanzado insultos a un presidente carente de legitimidad.
 
Igual que Felipe Calderón, no fue sino hasta su Tercer Informe que López Obrador anunció un Proyecto Alternativo de Nación. Tres años tuvieron que transcurrir para que ambos fueran sacados de su estupor. Esto demuestra que no importa si eres Presidente Legítimo, Presidente Espurio, Presidente Constitucional, ninguno hace nada para salvar a México del abismo en el que se encuentra. Pero como siempre ocurre, por los pleitos entre las cúpulas partidistas, el pueblo, todos nosotros, somos lo que sufrimos las consecuencias.