4 de septiembre de 2008

El 2° Informe de Gobierno‏


El pasado Lunes 1° de Septiembre fue un día historico para la nación mexicana, fue el primer ejemplo de como el presidencialismo está siendo destruido. Gracias a las reformas aprobadas por el Congreso de la Unión, el Presidente en turno ya no está obligado a asistir a la Sesión de Congreso General para la entrega del Informe de Gobierno. El ya famoso y repulsivo Día del Presidente ha terminado, ya no veremos grandes desfiles como en los tiempos de Carlos Salínas de Gortari ni vetos del oficialismo en contra de la oposición como en el Primer Informe de Gobierno de Felipe Calderón, cuando el discurso de la entonces Presidenta de la Cámara de Diputados, Ruth Zavaleta, fue excluido de la televisión abierta. Son tiempos nuevos, el equilibrio de poderes es ahora evidente, el Congreso nunca más rendirá pleitesia al Presidente en una ceremonica caduca en donde, el Titular del Ejecutivo Federal, se presentaba como el salvador de la nación desencadenando enfretamientos entre legisladores. Sin embargo, ahora la sociedad no podrá enterarse por las palabras del Presidente de la situación nacional y los avances (reales o ficticios) asimismo tampoco tendrán la oportunidad de observar las críticas por parte de la oposición; pero debemos remarcar que tampoco se pierde la oportunidad de ésto, ay que las reformas no límitan al Congreso para citar al Presidente a comparecer ante el Pleno. Siendo así, el 1° de Septiembre a las 11:00 am; el Secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño arribó al Palacio Legislativo de San Lazaro para hacer entrega del 2° Informe de Gobierno. En una ceremonia que duró escasos 6 minutos, Mouriño entregó el documento a los lideres del Congreso y emitió una breve declaración.


El 2° Informe de Gobierno de Felipe Calderón esta constituido por 5 ejes rectores.


I. Estado de Derecho y Seguridad


II. Economía Competitiva y Generadora de Empleos


III. Igualdad de Oportunidades


IV. Sustentabilidad Ambiental


V. Democracia Efectiva y Política Exterior Responsable


Felipe Calderón pinta un mundo útopico, donde expone situaciones y cifras contrarias a las que millones de mexicanos nos enfrentamos diariamente. En el Primer Eje, Calderón hace mención de los logros de las fuerzas del orden en contra del crimen organizado, dignifica la Reforma Constitucional en Materia de Seguridad Pública y Justicia Penal que envió al Congreso y que éste aprobo después de multiples violaciones al proceso legislativo, reforma que además de violentar los derechos humanos no ha funcionado ya que el Gobierno Federal no tiene la capacidad para aplicar las nuevas leyes. En materia de derechos humanos, Calderón dedica únicamente 3 paginas, las cuales, con ayuda de la retórica no dicen absolutamente nada. El Titular del Ejecutivo Federal no ha tenido ningún logro en la implementación de un respeto irrestricto hacia los derechs humanos, al contrario ha golpeado incesablemente a las garantias sociales, con los despliegues de los cuerpos armados en la ineficaz lucha contra el narcotráfico, en las agresiones del Estado Mayor Presidencia en contra de manifestantes pertenecientes a la oposición, escudando al ejercito en violaciones y asesinatos de ciudadanos inocentes. La falta de políticas responsables en esta materia, es preocupante para la sociedad mexicana.


En el Segundo Eje, Felipe Calderón menciona sus logros en políticas hacendarias y en el gran exito en la creación de empleos en el último año, asimismo glorifica los inexistentes logros en el sector rural, minero y en materia de telecomunicaciones y transportes. Es impensable que llamandose Economía Competitiva y Generadora de Empleos nada tenga que ver con esto, en un país en donde los monópolios controlan la industria de las telecomunicaciones, de la míneria y la corrupción en sindicatos esta arraigada profundamente, Calderón pareciera estar ciego ante la dura realidad nacional. Donde incluso, su compañero de partido, el Sen. Santiago Creel, fue víctima del golpe de los monopolios de los medios de comunicación y sin embargo el Gobierno Federal permaneció mudo ante el severo ataque de Televisa y TV Azteca. En cuanto a las politicas fiscales y hacendarias, los logros no son mayores, la aprobación de reformas que dañan a la clase baja y media en nada ayudan al desarrollo sustentable de la nación. La protección de los empresarios mexicanos y de la evasión de impuestos de éstos mismos continu impune.


En el Tercer Eje, se menciona sobre los avances en contra de la pobreza, el avance en la calidad educativa, sobre las comunidades indigenas; pero, ¿realmente se ha combatido a la pobreza? Para nada, millones de mexicanos continuan en pobreza y ante la falta de políticas laborales, la pobreza se irá incrementando. ¿Calidad educativa? En este país no, con un sindicato dirigido por Elba Esther Gordillo quien manipula a la Titular de la SEP y en donde cada día los maestros son menos interesados en el bienestar de los estudiantes, la calidad educativa en México no existe, cada día es peor. La corrupción en los sistemas educativos está al por mayor y la impunidad persiste. Asimismo, las comunidades indigenas no se han visto beneficiadas, carecen de los servicios más basicos; mientras Calderón y su gabinete ostentan lujosos atuendos y excentricas comidas, las comunidades indigenas, la cuna de la sociedad mexicana se encuentran en el olvido.


En el Cuarto Eje, Sustentabilidad Ambiental, es un poco más creible, ya que Calderón ha encabezado diversas acciones para la reforestación y la busqueda de ambiente menos contaminado; sin embargo en cuanto a las políticas para el Calentamiento Global, éstas son escasas o inexistentes, México esta atrasado en estos temas y Calderón no parece considerar este tema como un objetivo principal para el mejoramiento dela nación.


Finalmente en el Quinto Eje, Calderón elogia sus políticas para el mejoramiento de la democracia y su éxito en temas internacionales. Sin embargo, su posición ante el tema de las boletas electorales de los pasados comicios presidenciales, su fuerte crítica y negativa ante la consulta ciudadana sobre la reforma energética, su posición ante la prohibición de manifestaciones; demuestra todo lo contrario. Felipe Calderón quiere acoplar la democracia a su bienestar y no por el bien de México. El Informe Calderonista es un fraude, es una farsa, es una bella novela de ficción. Le recomendariamos a Calderón que renunciara a la Presdencia y se volviera escritor, ya que cuenta con una gran imaginación. Van 2 años de Gobierno Calderonista, y pocos avances y mejoras se observan a nivel nacional; quedan 4 años más en los que Felipe Calderón irá destruyendo a México. Esperemos que la sociedad tome conciencia y evite los sucios negocios que Calderón hará con nuestra Nación.