3 de febrero de 2010

Marcelo Ebrard afirma que es obvia la injerencia de Calderón en acción de inconstitucionalidad contra matrimonios gay

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, consideró inútil negar la intromisión del Poder Ejecutivo federal en la acción de inconstitucionalidad promovida por la Procuraduría General de la República (PGR) en contra de las reformas al Código Civil de esta ciudad que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo y la posibilidad de que éstas adopten.

"Es tan obvio, tan evidente que sí hay una intervención. Esperamos que la Suprema Corte (de Justicia de la Nación) resuelva protegiendo los derechos que la ley consagra", remarcó Ebrard al pedirle su opinión sobre las declaraciones del presidente Felipe Calderón realizadas en Tokio, Japón, quien negó que haya "intencionalidad política" en la controversia interpuesta por el titular de la PGR, Arturo Chávez.

Luego de la entrega de chalecos confeccionados por cooperativistas del Distrito Federal en la delegación Venustiano Carranza, el mandatario capitalino reiteró que el recurso –de 123 cuartillas– promovido ante la Suprema Corte carece de fundamentación jurídica. Advirtió que "sería muy inusual que la Corte diera una resolución en contra de los derechos de personas".

Dijo estar confiado en que "saldrá adelante el proceso en la Corte"; es decir, los ministros respaldarán las reformas a los artículos 146 y 391 del Código Civil del Distrito Federal, aprobadas por la Asamblea Legislativa y promulgadas por el gobierno capitalino.

Sobre los hechos de violencia del domingo pasado en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde pistoleros masacraron a 16 jóvenes, el jefe de Gobierno calificó esa situación de "muy lamentable, muy grave".

Manifestó que se debe hacer una revisión seria, responsable, "con la preocupación de realmente avanzar".

Puntualizó que no podría decir que todo lo que se ha hecho está mal, "porque sería un error. Evidentemente ha habido muchos esfuerzos, detenciones relevantes y gente que se ha jugado la vida; sin embargo, sí debemos ver qué falta, qué se debe modificar o complementar".

Recordó que en la pasada reunión del Consejo Nacional de Seguridad propuso diseñar un plan para reducir los índices de violencia, e incluir en éste a todos los jóvenes, particularmente en la frontera norte, el cual no se se ha elaborado.

Ebrard remarcó que la responsabilidad de llevar a cabo y estar al frente de la batalla contra el narco es de las autoridades civiles. "El Ejército debe participar en lo que sea indispensable", acotó.